Se vincula la operación de venta de la vinoteca El Divino con la contratación del gerente de IB3

La Fiscalía abre una investigación penal contra Bauzá por sus negocios privados

Puede suponer un delito de prevaricación y tráfico de influencias

La Fiscalía abre una investigación penal contra Bauzá por sus negocios privados
José Ramón Bauzá. TAREK

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, está en la cuerda floja. La Fiscalía ha de Baleares acaba de abrir una investigación para depurar si ha incurrido en un presunto delito de prevaricación y otro de tráfico de influencias. Todo ello viene dado por la denuncia que presentó este pasado verano la coalición econacionalista PSM-IniciativaVerds.

Según la misma Bauzá estaría vinculado a la venta de la vinoteca El Divino, de la que era administrador, con la contratación de Borja Rupérez como gerente de la cadena IB3, persona que más tarde sería despedida fulminantemente.
Según una información publicada hoy por el diario Balears y Ultima Hora y recogida además por diferentes medios, se considera que esta contratación «estuvo motivada por intereses personales del presidente».

El Ministerio Público ha admitido así a trámite la demanda, donde se recoge además que se investigue, amén de si incurrió en los delitos citados, en una posible vulneración de las normas del ordenamiento jurídico. De ser así deberán determinarse posibles infracciones administrativas o, en todo caso, delitos.
El diario Balears aduce que el escrito de denuncia está firmado por los diputados Biel Barceló y Fina Santiago. El primero habría confirmado a ese diario que se había registrado este escrito, aunque no tenían todavía respuesta de la Fiscalía.

TENÍA PÉRDIDAS

En la misma se solicita también que la Fiscalía llame a declarar todas las personas que participaron en los hechos denunciados.
El documento relata que, hasta el 3 de mayo, «Bauzá constó en el Registro Mercantil como administrador mancomunado con José Antonio Guitart de la empresa SLNE, dedicada al comercio a minoristas de vinos y con un local en Bendinat, la vinoteca Divino». En 2010 la vinoteca tenía pérdidas de 330.000 euros, según se hizo constar en el Registro Mercantil. Bauzá intentó entonces venderla a «dos personas con quien tenía una relación de amistad , Jesús Bleda y Francisco de Borja Rupérez. «Para cerrar la operación, estos exigieron 140.000 euros», recoge el diario.

Se recoge textualmente además que «la denuncia apunta a que en octubre de 2011 se nombró a Rupérez como gerente de IB3 «sin seguir los procedimientos establecidos ni justificación de méritos». También describe que Rupérez y Bleda se negaron a adquirir la vinoteca Divino por el precio de 350.000 euros y, de manera inmediata, el 23 de noviembre, Rupérez fue destituido de IB3. «Hay una relación temporal aparente entre la relación empresarial de Bauzá y el nombramiento y posterior destitución del señor Borja Rupérez», denuncian los econacionalistas en la demanda.

Hay que citar que estos hechos ahora denunciados aparecieron en un comunicado de la asociación de productoras, cuyos responsables amenazaron con hacer públicas «unas grabaciones que serían comprometedoras para Bauzá». Las mismas, al parecer, se pusieron a la venta por 300.000 euros, aunque no hubo postor alguno. A partir de ahí un extraño silencio rodea el caso.

«MÁXIMA TRANQUILIDAD»

El presidente del Govern ha mostrado su «máxima tranquilidad» ante el hecho de que el PSM le haya denunciado. Ha lamentado que la «estrategia habitual de la izquierda sea judicializar la vida política. Cuando uno no tiene argumentos y quiere tapar la mala gestión del pasado y la ausencia de un proyecto en el presente, es normal que emplee cualquier argumento».

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído