Se acogerá al fondo de liquidez de las Comunidades

Baleares pide un rescate de 355 millones y Bauzá dice que sería tonto no hacerlo

Un total de 189 millones se destinarán al vencimiento de deuda y el resto a la financiación del déficit

Baleares pide un rescate de 355 millones y Bauzá dice que sería tonto no hacerlo
Bauzá junto a algunos compañeros de partido. PPCV

El archipiélago balear es la sexta Comunidad que pide la ayuda al Gobierno

Baleares se acogerá al fondo de liquidez de las Comunidades Autónomas, según ha anunciado tras el Consell de Govern el vicepresidente económico del Ejecutivo autonómico, Josep Ignasi Aguiló, quien ha anunciado que pedirá un importe de 355 millones de euros, de los cuales 189 millones se destinarán al vencimiento de deuda y el resto a la financiación del déficit.

De esta manera, el archipiélago balear es la sexta Comunidad que pide ayudas tras Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla La Mancha y Canarias.

«SERÍA DE GÉNERO TONTO NO HACERLO»

Bauzá ha señalado respecto a la solicitud de acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que supondrá 355 millones para la Comunidad, que sería de «género tonto» no acogerse al mismo, debido a que suponen unas condiciones más ventajosas a las que se pueden encontrar en el mercado financiero.

El presidente ha considerado así oportuno acogerse al FLA debido a las condiciones de intereses y retorno que «son más favorables que las que nosotros tenemos por nosotros mismos en cuanto a condiciones financieras en otros bancos» y que «nos permiten no seguir con intereses superiores».

Cabe recordar que las comunidades autónomas que se acojan al fondo de liquidez autonómico podrán realizar operaciones de endeudamiento a través de certificados de deuda que se sometan a las leyes alemanas, según la disposición general que publicó el Ministerio de Economía el pasado mes de octubre.

De esta forma, las comunidades autónomas que voluntariamente se adhieran al fondo de liquidez sólo podrán endeudarse a través de distintos instrumentos, entre los que se encuentran los certificados de deuda bajo ley alemana, los conocidos como ‘schuldschein’, instrumentos híbridos entre préstamos y bonos, que se rigen por el ordenamiento jurídico alemán y con plazos de devolución amplios, de entre diez y quince años.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído