Jorge Campos insta a una consulta popular para tal fin

Círculo Balear lucha en Menorca para que la capital recupere el histórico nombre de Mahó

La conferencia impartida por el presidente de la FNCB consiguió llenar el aforo de la Sala de Plenos del Ayuntamiento de Mahón

Círculo Balear lucha en Menorca para que la capital recupere el histórico nombre de Mahó
Jorge Campos Archivo

La conferencia impartida el martes por el presidente de la FNCB, Jorge Campos, consiguió llenar el aforo de la Sala de Plenos del Ayuntamiento de Mahón con más de 100 personas. Contó con la presencia de la Alcaldesa Agueda Reynes y la consellera de cultura Maruja Baillo.

Empezó con una cita en menorquín de Joan Benejam «autor menorquín ilustre», como dijo, del libro «Ciutadella Vella» (1909), en la que el escritor defendía escribir en «lengua menorquina», y también hacía referencia a la libertad de usar el castellano y el catalán, pero diferenciandolo del menorquín. Sirvió como ejemplo para el contenido de una charla que habló de libertades, de identidad cultural menorquina, de modelo constitucional y de los compromisos del gobierno balear y de las instituciones menorquinas.

El Ayuntamiento de Mahón acogió ayer la primera entrega de la campaña de conferencias que el Círculo Balear quiere llevar a cabo en todas las islas para reforzar su presencia. Ni el lugar ni el tema escogido, ‘Bilingüismo en libertad en Menorca’, son fortuitos y es que, como explicó ayer su presidente, Jorge Campos, «este ayuntamiento es un ejemplo de decisión y de voluntad de cumplir con las promesas electorales».

Defendió la libertad para «que cada uno podamos expresarnos como queramos», y aseguró que en la actualidad sufrimos la imposición del catalán como excusa para el adoctrinamiento pancatalanista nacionalista que nos empobrece a todos».

El presidente de la asociación menorquina colaboradora de la FNCB, Iniciativa Cívica Mahonesa (ICM), el ex-senador del Partido Popular, Martín Escudero, fue el encargado de presentar al conferenciante que les da todo su apoyo para que Mahón pueda recuperar su nombre histórico con la «h» intercalada. «No existe lugar en el mundo que cambie su topónimo porque otros señores de otro lugar le cambien su nombre» y pidió a la alcaldesa, Águeda Reynés, presente en el acto en primera fila, que «haga efectiva la consulta prometida para recuperar el nombre de Mahó». Todo fueron agradecimientos por parte de Jorge Campos hacia la alcaldesa de Mahón por haber cumplido con su compromiso en establecer el bilingüismo para la toponimía y para la administración local.

NECESIDAD DE UNA CONSULTA

A la alcaldesa Reynés, Campos le agradeció «el primer paso». El siguiente a su entender debe ser «convocar una consulta y devolverle a la cuidad su topónimo original: ‘Mahó’», la postura que defiende la plataforma Iniciativa Cívica Mahonesa (ICM), la entidad afín que logró reunir 4.000 firmas precisamente para recuperar el topónimo ‘Mahó’.

Jorge Campos no sólo se limitó a valorar el proceso de cambio de topónimo emprendido por el equipo de gobierno del PP en Mahón, sino que también quiso valorar la decisión del Govern de permitir el castellano como lengua vehicular en la enseñanza. Campos, cargó contra el presidente Bauzá por su incumplimiento en la libre elección de lengua gracias a las políticas nacionalistas que seguía aplicando el conseller de educación Rafael Bosch. El presidente de la FNCB señaló que el proceso de escolarización había sido «nefasto» y sustentó su afirmación en que «se ha puesto el proceso en manos de los centros escolares, que están en manos de los nacionalistas».

Según denunció, en dicho proceso ha habido «coacciones y presiones a los padres» por parte de los centros educativos por lo que entiende que «hay que preguntar directamente a los padres y parece que así se hará».

Y es que Campos siguió tendiendo puentes al Govern de Bauzá para que en el próximo curso se cumpla el compromiso electoral en ese sentido: «Todavía existe la inmersión lingüística y la elección de lengua no se puede limitar a los primeros años de la educación».

Dijo que era el «colmo» que Rafael Bosch siguiera sin cumplir el programa aun cuando él mismo reconoció que hay niños en Balears «que no saben ni entienden el castellano», «y a esto tampoco le pone solución», acusó. Tampoco se libró el Ministro Wert por volver a dejar en manos de las autonomías la «famosa promesa de garantizar la enseñanza en español en toda España». «Lamentable», sentenció.

USO DE LA LENGUA PARA ADOCTRINAR

El Círculo Balear se presentó en Menorca defendiendo las libertades constitucionales y dando a conocer que ya cuenta con 4.500 socios y aclarando que una de sus máximas preocupaciones es el tema de la educación y la lengua, «la lengua se utiliza para adoctrinar, la utilizan los pancatalanistas para su fantasía de los Països Catalans», sentenció. Desde el Círculo Balear se defiende que los padres sean los que elijan la lengua vehicular de la educación de sus hijos, «hay miles de soluciones» que Campos argumentó con ejemplos de otros lugares con lenguas cooficiales como Navarra. También aseguró que en el fracaso escolar de Baleares influye que «se imponga el catalán como lengua que para muchos no es la materna».

Campos dijo que la lengua no es del territorio sino de las personas y que la Llei de Normalització Lingüística ha hecho mucho daño a los derechos lingüísticos individuales. También afirmó que no es cierto, «como ha demostrado la UNESCO», de que se trate de una lengua en peligro de extinción y que lo que ocurre es que «detrás de todo hay un gran negocio, e intereses políticos para que, partiendo de la lengua, se adoctrine en el nacionalismo excluyente y separatista e ir inculcando en las nuevas generaciones el odio hacia la nación española. Acabar con la nación, garante del regimen de libertades que disfrutamos, es el objetivo de los nacionalistas».

Tras la charla dio paso a un coloquio en el que los asistentes demostraron su preocupación ante las mentiras del gobierno balear en cuanto a la libertad lingüística. Transmitiendo de que apoyarían la implantación en toda la isla de la FNCB incrementando las actividades de la organización. Campos se ofreció a colaborar con los socios menorquines a incrementar estas actividades ya que «cuando los políticos y los gobiernos fallan en democracia las responsabilidades las debe asumir la sociedad civil independiente».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído