OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

A José Molina se le ha pasado el arroz. Que alguien se lo diga

Es sonrojante leer cómo exige a la Junta que pague sus deudas

No ha debido calar el mensaje de José Molina. Ya nadie le replica

El coordinador del Área Económica del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Molina, ha tomado carrerilla, no se lo ha pensado dos veces, y ha salido corriendo al grito de «churro va» . Cuando ha abierto los ojos, cerrados para tomar impulso, se ha dado cuenta de que le miraban como preguntándose si no se ha dado cuenta de que se le ha pasado el arroz.

Es lo mismo que pensaría ayer cualquier lector de la prensa en Castilla-La Mancha al leer sus declaraciones: «Exigimos a Cospedal que use el segundo rescate a la región para pagar los 500 millones que debe a los ayuntamientos». Molina, antiguo azote de José Bono cuando pertenecía a Izquierda Unida aunque luego se integraría en Nueva Izquierda, fue más lejos al afirmar que con sus impagos, el Gobierno de María Dolores de Cospedal está poniendo en peligro servicios «de teleasistencia, dependencia, escuelas infantiles o atención a mayores».

Es sonrojante que alguien que ha tenido responsabilidad en el gobierno de José María Barreda salga a la palestra para hablar de exigencias de pagos y deudas en los Ayuntamientos; como también es sonrojante que le dejen salir a la palestra.

No ha debido calar el mensaje de José Molina porque no ha salido absolutamente nadie a responderle, que hubiera sido lo más fácil. Señor Molina, con 600.000 facturas sin pagar por valor de más de 2.500 millones de euros y una desviación presupuestaria del 7,3% de herencia lo mejor es estar calladito y pensar en dedicarse a otra cosa. Porque si hoy hay carencias o recortes aquí o allí es, en parte, culpa suya.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído