OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

Las helisuperficies no tienen permiso de AESA y algunas, ni licencia de actividad

La helisupuerficie de Cuenca está situada a escasos metros de un parque y una guardería

Es un escándalo con mayúsculas pero un síntoma más de que el anterior Gobierno presidido por José María Barreda hacía lo que quería y cuando quería, saltándose a la torera normas, leyes y autorizaciones. Presumían, mucho y no era para menos, del Servicio de Transporte Sanitario Aéreo puesto en marcha en octubre de 2001, pero ahora nos hemos desayunado con que ninguna de las helisuperficies construidas contaba con la autorización de la Dirección de Seguridad de Aeropuertos y Navegación Aérea (AESA). ¿Se imaginan un accidente producido por un helicóptero del SESCAM y el coste que supondrá la reparación de daños, indemnizaciones, etc, cuando el seguro se lave las manos?

El director de Urgencias y Emergencias del SESCAM, Juan Antonio Sánchez, ha recordado que la región cuenta con cuatro helicópteros medicalizados que dan cobertura a toda la región y que operan desde las provincias de Cuenca, Toledo (estas dos habilitadas para vuelos nocturnos), Albacete y Ciudad Real. «Para hacer posible estas misiones aéreas, especialmente las nocturnas, se precisa de una serie de helisuperficies que deben cumplir con una serie de normas de seguridad de la AESA, y en diciembre de 2011 detectamos que ninguna de las 213 helisuperficies contaban con autorización», ha explicado omitiendo que algunas de ellas, como es el caso de la de Cuenca, tal y como ha podido saber PD, sólo cuentan con un proyecto de obra incompleto y con informes donde se solicita variada documentación. Nada más.

El arquitecto conquense Juan Manuel Requena ha explicado a PD que la helisuperficie de Cuenca – construida siendo alclade de Cuenca el socialista José Manuel Martínez Cenzano – está situada a escasos metros de un parque infantil, varios bloques de viviendas, un par de supermercados y una guardería. «Fuimos varios vecinos a la Gerencia de Urbanismo para interesarnos por esta helisuperficie y nuestra sorpresa fue que no había ningún informe. Lo único que había era un proyecto de obra y un documento donde se solicitaba el impacto ambiental, el tipo de actividad que se iba a desarrollar…. Nada más. Esta helisuperficie es complementamente ilegal». Se da la circunstancia, además, que en verano este complejo soporta también el tráfico de los helicópteros de la Guardia Civil y de la lucha contra los incendios «y resulta insoportable».

El SESCAM ha iniciado el procedimiento de regularización con las helisuperficies de Castilla-La Mancha que «son críticas», es decir, aquellas que son también bases de operaciones y que se encuentran en los hospitales. A partir de ahí, se irá avanzando con el resto. La pregunta es ¿podrán legalizar las helisuperficies o tendrán que construirlas donde la legislación urbanística permita? Otra muesca más para marcar en la herencia recibida.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído