OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

Unos euros alejan al PSOE de C-LM de la calle: todo se decidirá en el Constitucional

Si el recurso que han presentado ante el Constitucional por los sueldos no prospera, ¿podrán completar las listas para las próximas autonómicas?

El PSOE ha perdido la sensibilidad y con ella, la calle. Si hace apenas una semana presentó enmiendas a la Proposición de Ley de Compensación a las víctimas del incendio de Guadalajara ganando con ello críticas por su falta de tacto, ahora ha consumado el «pataleo» presentando ante el Tribunal Constitucional el recurso contra el reglamento de las Cortes de Castilla-La Mancha y que contempla dejar sin sueldo a 42 de los 49 parlamentarios regionales. Sin sueldo metafóricamente hablando porque frente a los 3.650 euros que contaban hasta el 31 de diciembre han pasado a cobrar cerca de 1.555 euros al mes, 955 de indemnización fija más otros 600 euros en dietas.

En una región donde un euro es un dineral, donde hay más de 274.000 parados, casi la mitad sin prestación lo que se traduce en que muchos de ellos vivirán con los 424 euros del subsidio, alegar que esta rebaja del sueldo es rebajar la dedicación es insultar a la gente y ponerla en otro nivel muy inferior. El PSOE, que tiene a huevo dar un paso al frente y desmarcarse de corruptelas y millonarios por la cara, está hundido en su propio ser. Con su penúltimo pataleo deja claro que para los socialistas la política es ganar dinero. Servir al ciudadano, a lo mejor también, pero con la mano delante.

Hay políticos regionales, del PP y del PSOE, que han hecho de la vida pública su profesión. No destacan absolutamente por nada pero llevan lustros viviendo de los impuestos de los demás y tienen claro que van a luchar por seguir así. En total, 21 parlamentarios socialistas registraron ayer recursos de amparo individuales añadiendo, además, que se actúe «inmediatamente» para reparar esta locura. Es evidente que se ha abierto una brecha en la sociedad española desgarradora: una clase alta y a años luz una clase baja y sin rastro de la clase media que hasta hace poco nutría al país. Los diputados del PSOE tienen claro que quieren seguir siendo de la clase alta.

No hace mucho el propio secretario general de los socialistas de la región, Emiliano García-Page, anunciaba muchas caras nuevas en las listas electorales para las elecciones autonómicas y locales. Viendo cómo se las gasta el PSOE y como pelea por un «sueldo digno», cabe preguntarse si en caso de que el recurso no prospere podrá completar las listas electorales y si encontrará gente que esté dispuesta a servir a los ciudadanos por poco más de 1.500 euros al mes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído