SATSE LLEVA AHORA ANTE LA JUSTICIA SU "EXPLOTACIÓN"

Ponen ‘a parir’ al Ib-Salut por el calvario laboral que sufren las dos matronas del Hospital de Formentera

"Realizan frecuentemente jornadas ininterrumpidas de hasta 48 horas sin descanso, y sufren ya el denominado Síndrome Burnout"

Ponen 'a parir' al Ib-Salut por el calvario laboral que sufren las dos matronas del Hospital de Formentera
Una doctora examina a una embarazada PD

El Sindicato de Enfermería insta a las administraciones sanitarias a proteger la salud de sus trabajadores

El Sindicato de Enfermería Satse ha anunciado una denuncia judicial contral el Ib-Salut por el «abuso en toda regla» que desde hace más de un año padecen las dos matronas del Hospital de Formentera, a quienes se «explota laboralmente», dado que «realizan un turno en el que trabajan 12 días seguidos sin libranzas, ni descansos, ni compensación alguna a posteriori».

En una rueda de prensa, Satse, que ya denunció estos hechos ante Inspección de Trabajo, ha advertido de que sus servicios jurídicos estudian presentar una querella criminal contra la gerencia de esta área de salud, así como contra el director del hospital de Formentera y la directora de Enfermería.

Así, ha criticado la situación laboral de las trabajadores, quienes en caso de vacaciones, enfermedad o permisos de una de ellas, «son más días seguidos que jamás han sido compensados».

Así, censura que las dos matronas del hospital de Formentera no tienen un descanso mínimo de 12 horas entre jornadas como establece el artículo 51 de la ley 55/2003 del estatuto marco del personal Estatutario, al tiempo que «realizan frecuentemente jornadas ininterrumpidas de 39 y hasta 48 horas prestando atención urgente vulnerando también el artículo 48 de la misma ley».

NO SE LES COMPUTA LA JORNADA LABORAL

Además, añade que a las dos matronas del Hospital de Formentera no se les computa como jornada laboral los periodos de localización en los que pueden ser requeridas para prestar un servicio efectivo en el hospital.

Satse ha revelado que, según el sistema de gestión de turnos de la empresa, durante el año 2012, realizaron una jornada real de 4.042 horas mientras que la jornada máxima estipulada para el turno de mañana es de 1.665 horas.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería denuncia el «calvario» por el que están pasando estas dos enfermeras del Hospital de Formentera para mantener la asistencia sanitaria de calidad en la isla.

Así, ha desvelado que ambas padecen ya el denominado Síndrome Burnout o del quemado, una consecuencia de trabajar intensamente hasta el límite de no tener en cuenta las necesidades personales para cubrir la de los pacientes.

Por ello, Satse exige que el Ib-Salut refleje en el turno de estas dos enfermeras los días que trabajan y los que no, incluyendo las guardias localizadas y la jornada ordinaria.

Asimismo, reclama que dispongan de 12 horas de descanso entre jornadas, que puedan librar ininterrumpidamente los descansos reglamentarios semanales y que su jornada de trabajo de forma continuada no supere en ningún caso las 24 horas.

RECUERDA A LA ADMINISTRACIÓN SU OBLIGACIÓN

Por otra parte, el Sindicato de Enfermería insta a las administraciones sanitarias a proteger la salud de sus trabajadores, en este caso de los profesionales de enfermería, tanto en cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, como por su deber, recogido en la legislación laboral, de evitar la enfermedad profesional.

Para Satse, el Ib-Salut «explota» a dos trabajadoras pretendiendo que, «a costa de su salud, hagan la jornada que correspondería a la de cinco enfermeras».

De este modo, ha recalcado que hace más de cuatro meses que estas dos enfermeras denuncian al director del Hospital, al gerente del área y a la directora de enfermería el problema de salud que les genera la falta de libranzas «sin que se haga nada al respecto», sino que, por el contrario, «se empeña en proponerles turnos incompatibles con la legislación vigente y con la salud de las matronas».

Finalmente, Satse ha recordado que desde hace poco más de un año Formentera dispone de dos matronas con una cartera de servicios «muy completa» y vienen prestando una asistencia sanitaria de «alta calidad, con profesionalidad e implicación a las mujeres de la isla», de forma que las ausencias de una matrona siempre se han cubierto con el trabajo de la otra, provocando «jornadas semanales ininterrumpidas, sin descanso y realizando su labor tanto en atención primaria como en urgencias y atendiendo partos».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído