EL PADRE HA TERMINADO EN UN HOSPITAL DE PALMA

Planta marihuana en el garaje de su casa y ‘coloca’ durante meses a una familia vecina

La Policìa Nacional lo ha detenido tras las denuncias formuladas por el fuerte olor y el estrés que sufrían los niños pequeños

Bernardo R. M., de 38 años se dedicaba al menudeo de droga y 'pasaba' de todo

A Bernardo R.M, de 38 años de edad, le traía al pairo que los fuertes aromas de la cosecha de marihuana que tenía plantada estuvieran ‘colocando’ día sí día no a toda una familia que vive en el piso superior de su vivienda.

Y es que desde su garaje, ubicado en un domicilio de la urbanización palmesana de Secar de la Real, se dedicaba al menudeo de droga sin importarle las continuadas quejas del fuerte olor que impregnaba el ambiente, y menos que aún que el vecino padre, su mujer y dos niños de corta edad presentaran claros síntomas de intoxicación, estrés e, incluso, preocupantes ‘anomalías’ en su conducta.

A URGENCIAS DE CABEZA

La situación llegó a tal extremo que el cabeza de familia tuvo que ser atendido en una ocasión en su cercano Punto de Atención Continuada de urgencias, donde los médicos emitieron un parte dando cuenta de que el hombre presentaba, textualmente, un ‘colocón’ de cuidado a resultas de la continuada inhalación de las dichosas plantas.

Tras recibirse también más quejas de otros vecinos, el Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía procedió en las últimas horas al registro del garaje de marras, donde amén de toparse con toda una plantación de marihuana, se incautaron de un total de 720 gramos de cogollos listos para la venta, y de 500 euros en efectivo producto al parecer del tráfico.

El tal Bernardo, que tiene sobre sus espaldas doce antecedentes policiales por causas relacionadas, ha dejado así de drogar a los afectados, que podrán al fin desintoxicarse aprovechando su obligada ausencia, al menos mientras presta declaración ante el juez.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido