El Sol Wave House de Mallorca es ideal para 'Tweetaholics'

Montan en España el primer hotel del mundo para los adictos a Twitter

Aprovecha el tirón de la red social para ofrecer abitaciones de temática Twitter, bebidas, y pertenecer a una comunidad virtual

El hashtag #FillMyFridge se pueden hacer peticiones para que los responsables del hotel rellenen el minibar

Si las vacaciones están diseñadas para desconectar, en el hotel Sol Wave House en Mallorca propone todo lo contrario; al menos de las redes sociales. Se trata del primer hotel que ofrece una ‘experiencia Twitter’ para seguir conectado a la red social y mezclarse con otros ‘Tweetaholics’.

Sol Wave House aprovecha el tirón de la red social Twitter para ofrecer a sus visitantes disfrutar de habitaciones de temática Twitter, bebidas, y pertenecer a una comunidad virtual llamada #SocialWave donde se podrá conocer a gente, hacer amigos e interactuar con los demás huéspedes.

El hotel está situado en primera línea de la playa de Mallorca y fue abierto hace un año.

APLICACIÓN ESPECIAL

Los visitantes entran en esta experiencia Twitter a través de una aplicación web especial disponible solo por el Wi-Fi del hotel. En esa aplicación, los usuarios pueden compartir fotos, enviar mensajes privados, hablar con otros huéspedes que estén en línea, encontrarse dentro del hotel e incluso mandar besos virtuales.

Además, mediante el hashtag #FillMyFridge se pueden hacer peticiones para que los responsables del hotel rellenen el minibar de la habitación con comida y bebida.

El hotel ofrece fiestas los viernes llamadas #TwitterPoolParty donde se puede beber cócteles de inspiración Twitter. Las suites privadas #TwitterPartySuites, con capacidad para cuatro personas, destacan por tener globos azules para dar la bienvenida a los huéspedes, además de regaliz hashtag y un espejo que provoca una experiencia digna para publicar en Twitter.

PROPUESTA DIFERENTE

La propuesta de este establecimiento es totalmente opuesta a la del hotel Renaissance, que ofrece un paquete vacacional con el que los clientes pueden desconectar totalmente de Internet y las nuevas tecnologías. Las personas que deseen evadirse por un día -o el tiempo que dure la estancia- de la tecnología deberán dejar sus móviles, ordenadores portátiles y dispositivos digitales a su llegada al hotel, que los guardará hasta que se vayan de este hotel.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído