Piden prohibirlos en el Congreso, aunque no el vino y cerveza

A los socialistas valencianos no les gusta que sus señorías se pongan morados a ‘gin-tónics’

El secretario general del PSPV quiere reformar primero la legislación autonómica para su consumo en las Cortes valencianas

"El problema no es si vale tres o cuatro euros, sino que una cafetería del Congreso no es el sitio adecuado para tomárselos"

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, quiere que se prohíba la venta de alcohol de alta graduación en el Congreso de los Diputados y en todas las instituciones, y empezará por proponer una reforma de la legislación autonómica para impedir su consumo en las Cortes valencianas.

En una entrevista con Europa Press, Puig ha hecho alusión a la polémica surgida este año por el bajo precio de los combinados alcohólico en la cafetería del Congreso. «Lo que era bastante absurdo era plantear si el «gin-tónic» vale tres o cuatro euros. El problema no es ese, es que una cafetería del Congreso no es el sitio adecuado para tomarse gin-tonics», ha afirmado.

Tras la polémica, el Congreso de los Diputados renunció a imponer un precio máximo para el alcohol en el pliego de condiciones para la contratación del servicio de caferería. Sin embargo, para Puig, «no se trata de que tengan un precio u otro, sino que no se debe poder beber alcohol de alta graduación ni en la cafetería del congreso, ni en el Senado, ni en las instituciones». Además, el diputado asegura que nunca ha visto a nadie tomarse un gin-tonic en el Congreso.

VINO Y CERVEZA, INDULTADOS

El diputado por Castellón planteará esta iniciativa «personal» al conjunto de su Grupo Parlamentario para que, si la dirección acepta la iniciativa, estudie cuál es la vía legal adecuada en el caso del Congreso y del Senado, así como en otras instituciones como el Tribunal Constitucional.

A su entender, debería prohibirse sólo el alcohol de alta graduación, no el vino y la cerveza, «no porque sean productos nacionales, sino porque son de baja graduación». Esta es la política que se sigue, por ejemplo, en los restaurantes para los trabajadores de la Moncloa, y en otras instituciones.

A LAS ‘CORTS’ DESPUÉS DEL VERANO

Y además, como la competencia sobre drogodependencias es autonómica, en el próximo periodo de sesiones pedirá a los diputados socialistas valencianos que propongan una reforma de la legislación para impedir que se venda alcohol en las Cortes y en las instituciones en la comunidad.

«De lo que se trataría es de cambiar las leyes autonómicas de drogodependencias y de venta de alcohol para que, igual que en los hospitales está prohibido, también lo esté en todas las dependencias públicas», ha ilustrado.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído