La falta de policías en los suburbios se suple a lo bestia

En La Paz lo tienen claro con el delincuente: o le queman o lo entierran vivo

Algunos habitantes dicen que lo hacen simplemente "por tradición"

En el primer semestre de este año se ha denunciado, a través de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, un total de diez muertes por linchamientos

Colgar a una persona, quemarla o enterrarla viva, son algunas de las condenas que los ciudadanos de La Paz, en Bolivia, imponen para «hacer justicia», según afirman, ante la falta de presencia policial en los suburbios de la capital.

Los habitantes de los suburbios de La Paz argumentan, en ocasiones, realizar estos actos por tradición, pero «el linchamiento no es expresión de la justicia indígena. Realmente el linchamiento, como su nombre indica, es un delito», ha explicado Griselda Sillerica, delegada adjunta de la Defensoría del Pueblo en Bolivia.

En el primer semestre de 2013, se ha denunciado, a través de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, un total de diez muertes a causa de linchamientos, según la cadena Russia Today.

MUÑECOS DE TRAPO

Los vecinos advierten a los criminales colgando muñecos de trapo en los postes de luz y pintando frases como ‘Ladrón pillado será quemado’, porque no creen en la Policía.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Raciot, ha declarado en una entrevista, que estos hechos, «están afectando el derecho a la vida, a la integridad física, da lugar a múltiples tratamientos crueles e inhumanos».

Naciones Unidas ha concluido que más del 47% de los municipios del país carece de presencia policial y ha advertido de que si el Gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, no toma medidas, seguirán ocurriendo los linchamientos.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído