Sergio Muñiz Brioso no pudo reunir los 200.000 euros que exijían los secuestradores

Aparece ejecutado de dos tiros en la cabeza el español secuestrado en Colombia

Tras dos meses retenido por un grupo asociado a las FARC, su cuerpo ha sido hallado en el oeste de Colombia

Aparece ejecutado de dos tiros en la cabeza el español secuestrado en Colombia
Sergio Muñiz Brioso. EP

Su rastro se perdió en Cali, entre los días 5 y el 6 del mes de junio 2013

El ciudadano español Sergio Muñiz Brioso, de 28 años, que había sido secuestrado en junio pasado, fue hallado muerto en el municipio de Corinto, en el departamento del Cauca (suroeste), según han informado este viernes fuentes oficiales.

El cadáver de Muñiz, natural de Oviedo (Asturias), ha sido encontrado en el barrio El Mirador, en la salida hacia una zona rural, ha señalado por teléfono el inspector de Policía de Corinto, Harvey Castillo Velasco. El rastro del español se perdió en la ciudad de Cali, al oeste del país, entre los días 5 y el 6 del mes de junio 2013.

Castillo ha explicado que junto a la víctima fue encontrado un pasaporte español de Muñiz Brioso que dice que nació el 27 de febrero de 1985 en Oviedo. Su cuerpo se encuentra en el Isntituto de Medicina Legal de Cali, donde está previsto que en las próximas horas se compruebe si las huellas dactilares coinciden con las registradas a nombre del ciudadano español en el departamento de migración.

Varios vecinos de El Mirador escucharon después de las siete de la tarde unos disparos en la zona y llamaron a la Policía, que al llegar al lugar encontró el cuerpo, que tenía los ojos vendados y dos disparos en la cabeza y uno en el hombro, según ha explicado el inspector.

«El cadáver tenía disparos con arma de fuego de corto alcance y fue enviado a Medicina Legal de Cali (capital del vecino departamento del Valle del Cauca)», ha especificado Castillo.

Su rastro se pierde en Cauca

Muñiz Brioso llegó a Colombia, al parecer, en los primeros días de junio y se hospedó en un hotel del centro de Cali. Entre el 5 y el 6 de junio, el español, según la Policía, se trasladó a Santander de Quilichao (Cauca), zona de fuerte influencia de grupos armados al margen de la ley, donde se perdió su rastro.

«No sabemos por qué estaba en Santander, iba con dos colombianos y tenía una cita en una finca por un tema de negocios», dijo el mes pasado a Efe el director del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión (Gaula) de la Policía, general Humberto Guatibonza.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores según fuentes diplomáticas, en declaraciones recogidas por Europa Press, está en contacto con las autoridades colombianas a la espera de confirmar si el ciudadano español que permanecía secuestrado desde el pasado mes de junio en este país ha sido encontrado sin vida.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo aseguró después de producirse el secuestro, que se estaba haciendo «todo lo que diplomática y humanamente se puede hacer». La policía antisecuestro colombiana consideró desde un principio que el español se encontraba en manos de delincuentes comunes, aunque no se descartó que pudiera estar en manos de las FARC.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído