El líder catalán ve democrático presentar una "declaración unilateral de independencia"

Artur Mas: «El Gobierno Rajoy es un perdonavidas e ignorante»

El presidente de la Generalitat insiste en que la consulta soberanista se ha de celebrar en 2014

Artur Mas: "El Gobierno Rajoy es un perdonavidas e ignorante"
Artur Mas. EP

Artur Mas ha vuelto a amenazar con un adelanto electoral si el Gobierno de Mariano Rajoy no permite realizar el referéndum independentista. Lo hará en clave plebiscitaria y «como último recurso».

En el debate sobre el estado de la Comunidad, llamado de política general, el presidente de la Generalitat ha presentado los cuatro grandes bloques en los que se basa el Ejecutivo catalán. Casi media hora ha dedicado al referéndum, una parte que ha concluido con las elecciones plebiscitarias.

Por otro lado, ha asegurado que la consulta se ha de celebrar el 2014, como estipula el pacto de legislatura con ERC y del que «se dará a conocer la fecha» y «los marcos legales posibles» y «celebrar la consulta acordada con el Estado y sin conflicto jurídico».

Sobre el derecho a decidir, un término que inexistente en el marco jurídico español, el presidente catalán ha afirmado que se ha llegado a este punto porque «Cataluña quiere a España pero no confía en el Estado Español» y ha criticado al Gobierno al definirlo como «perdonavidas e ignorante». Además, ha indicado sobre el referéndum que «no hay marcha atrás posible».

Mas ha comenzado su discurso con un repaso del camino recorrido por el catalanismo e independentismo hasta llegar a esta deriva a Ítaca, el sueño del Estado propio, del que no quieren despertar.

Desde la aprobación del Estatuto de Autonomía hasta la diada de 2013. Así ha recordado la sentencia del Tribunal Constitucional, que «recortaba» el texto aprobado y ha criticado al Gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, quien aseguró: «Pascual, aprobaré el estatuto que apruebe el Parlamento de Cataluña», una promesa, que, a su juicio, no se cumplió.

La sentencia del TC, según Mas, es «una sentencia desproporcionada, humillada y que pone fin a 70 años».

También ha recordado la declaración de soberanía aprobada en enero de este 2013, que fue primero impugnada por el Gobierno de España y suspendida después por el Tribunal Constitucional, ya que se declaraba a Cataluña como un «sujeto político y jurídico».

Según Mas, el Constitucional suspendió un mandato «estrictamente» democrático.

«¿Cómo se puede invalidar una expresión democrática?. Se puede invalidar un sentimiento pacífico y democrático?», se ha preguntado de forma retórica.

Mas ha insistido también sobre la proposición de ley de consultas y ha matizado que «se presentaron cinco vías legales» al Gobierno de Mariano Rajoy para llevar a cabo una consulta, estos caminos, que no son otros que los marcados por el informe del Consejo Asesor sobre la Transición Nacional que concluía en todas sus variantes como solución a la independencia la «declaración unilateral de soberanía».

Presupuestos sin recortes

Artur Mas ha reiterado que en 2014 «no habrá ni un euro de más pero tampoco de menos» en el gasto de la Generalitat, por lo que prevé que los ingresos se mantengan para poder hacer frente a los costes.

Tras recordar que el Presupuesto catalán ha caído un 20%, una tijera que han soportado los funcionarios y la inversión pública, ha destacado, de nuevo, «la enorme responsabilidad y generosidad de los funcionarios» y ha asegurado que «Cataluña ha hecho un esfuerzo proporcionalmente muy superior al que le correspondería teniendo en cuenta el peso que tiene en el conjunto del gasto de todas las administraciones públicas».

En este sentido, se ha vuelto a quejar del techo de déficit impuesto por el Gobierno de Rajoy a todas las CCAA.

Paga extra de los funcionarios

Los funcionarios, a quienes se les ha recortado la paga extra, podrán recuperarla siempre y cuando el Ejecutivo central permita a la Generalitat poner el impuesto sobre los depósitos bancarios.

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno catalán aprobó esta medida un mes antes de que el Ejecutivo de España «se apropiara» del mismo, al imponer la tasa sobre estos depósitos en el 0%, por lo que, según Mas, la Generalitat debe recibir una compensación.

«Pues bien, si el año que viene se nos compensa por este impuesto, lo aplicaremos para restituir la paga extra que los trabajadores públicos de la Generalitat han perdido temporalmente», ha afirmado.

El presidente catalán ha dicho que mencionaba este compromiso «como ejemplo gráfico de reversibilidad» de los recortes presupuestarios aplicados en años precedentes, una vez se entre «en una fase de mayor estabilidad y control de las finanzas públicas».

El discurso ha sido soporífero para el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, quien se ha quedado durante algunos instantes con los ojos cerrados.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído