Ciutadans acusa al presidente de la Generalitat de romper todos los puentes de diálogo

El plante de Artur Mas a la vicepresidenta fue una «rabieta de soberbia»

El plante de Artur Mas a la vicepresidenta fue una "rabieta de soberbia"
Albert Rivera. CD

Ciutadans (C’s) atribuye el «desplante» del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, a una «rabieta basada en la soberbia», al tiempo que refleja que el Govern «da pasos» para romper todos los puentes de diálogo con el Estado.

Mas excusó su presencia en un acto de la patronal catalana Foment al que sí asistió Saénz de Santamaría debido a una cuestión protocolaria relacionada con el orden de intervenciones.

Según fuentes del gobierno catalán, al conocerse que Sáenz de Santamaría asistía al acto en calidad de presidenta del Gobierno en funciones, Mas declinó su presencia porque, en tanto que presidente de la Generalitat, sólo participa en actos oficiales que presida o cierre él, salvo presencia del Rey, el Príncipe o el presidente del Gobierno.

El secretario general de Ciutadans, Matías Alonso, opina que el «desplante» de Mas a Saénz de Santamaría es «una simple rabieta basada en la soberbia, como diciendo: ‘yo soy la máxima autoridad».

Según Alonso, el presidente catalán no solo plantó a la vicepresidenta, sino también a los empresarios catalanes que, ha argumentado, están empezando a mostrar su preocupación ante la «deriva» del Gobierno autonómico.

El secretario general de C’s rechazó las explicaciones de Artur Mas, que justifica su ausencia en el acto de Fomento para mantener la «dignidad» de Cataluña, porque el protocolo es muy «claro» en lo referente a las máximas autoridades.

«Es la doble lectura que siempre hace Mas en Cataluña: yo interpreto las normas como me conviene», apostilló Alonso.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído