El torero Miguel Abellán embiste al periodista Fernando Berlin

¿Es censura vetar la foto del torero? ¿Y cancelar un contrato al cantamañanas del asco a España?

"¿Se imaginan a un artista que tuviese varias actuaciones contratadas en Cataluña y dijese en un periódico catalán que le da asco ser catalán?"

Hay quien apunta que siempre habría la posibilidad de no pagarle e ir a los juzgados, haciéndose al menos costosa, dura, larga y onerosa la jugada al facineroso de Albert Pla

¿Se puede llamar censura a que el Ayuntamiento de Barcelona rechazase la exhibición de una fotografía del torero Juan José Padilla en sus calles para promocionar el World Press Photo?

El torero Miguel Abellán se enfrentó a esta pregunta en su debut como tertuliano en ‘La Sexta noche’ y fue contundente:

“Esta decisión es un veto en toda regla”.

El rechazo a la postura del consistorio de la Ciudad Condal fue casi unánime este sábado 19 de octubre de 2013en el plató televisivo.

Para el diputado socialista Antonio Miguel Carmona, la foto se rechazó porque tiene “un toque españolista«.

A la periodista Elisa Beni le preocupaba que se está censurando el arte. La imagen tomada por el fotógrafo Daniel Ochoa de Olza, que el Ayuntamiento barcelonés controlado por los independentistas catalanes ha prohibido ha sido el segundo premio de fotoperiodismo de World Press Photo.

Fernando Berlín, director de Radio Cable, no teneía tan claro lo de la censura  y terminó metido en un jardín:

“En plena semana de la hispanidad del 12 de octubre redecorar Barcelona con fotos de toreros es una provocación».

Ante eso, el torero Abellán, que se fue yendo arriba a medida que avanzaba el programa, resplicó:

“Son los ojos que miran los que ven provocación. En ningún momento se me pasa por la cabeza que esa fotografía ofenda a Cataluña».

EL CANTAMAÑANAS ALBERT PLA

La segunda fase de la discusión discurrió muy rápida, desgraciadamente, por la senda de Albert Pla, el cantamañas que afirma que siempre le ha dado asco ser español.

Eduardo Inda se negó en redondo a darle un segundo y ni siquiera lo citó por su nombre.

Hay que recordar que en una carta a Periodista Digital, un lector llamado Vicnuel Sánchez se preguntaba este viernes:

«¿Se imaginan a un artista que tuviese varias actuaciones contratadas en Cataluña y dijese en un periódico catalán que le da asco ser catalán?

¿Cómo es posible que sucedan estas cosas? ¡Vaya sociedad que tenemos! ¡Qué pena! Luego, algunos dicen lo de la generación mejor preparada… ¿O más pardilla?»

Pues bien, el tipoa ctuó este sábado, día 19 de octubre en el Gran Teatro de Cáceres, que según los organizadores municipales vendió la mitad de las entrradas al módico precio de 10€, 13€ y 15€.

Y no hubo ni banderas de España, ni gritos contra él, ni huevos, ni tomates, ni nada de lo que se decía en las redes sociales.

El único incidente fue protagonizado por tipo solitarioque lanzó una tira de papel con la  frase: «No me da asco no ser catalán».

Es la tercera vez que Albert Pla aparece con toda tranquilidad en el Gran Teatro, pero la primera vez que el cantautor nacido en 1966 en Sabadell (Barcelona), actuaba después de que el pasado miércoles diera una entrevista al periódico ‘La Nueva España’.

De vergúenza ajena. El diario ‘La Vanguardia’, recogiendo crónica de la Agencia EFE informa de que el cantautor catalán ‘encandiló‘ al algo más de medio aforo de público -312 personas extactamente- que llenaba los asientos del Gran Teatro de Cáceres para ver su espectáculo «Manifestación«.

La presentación que hacían en la web oficial del Gran Teatro de Cáceres es de aurora boreal:

«A él le hubiese gustado matar a un par de policías, o de banqueros, o de empresarios sin escrúpulos, pero al final, como todo el mundo, decide unirse a una manifestación contra el sistema. La manifestación anti sistema, colisiona con otra manifestación anti aborto y se refugia en una protesta independentista. Hay tantas manifestaciones colapsando la ciudad que es imposible escapar de la protesta. He aquí la historia de un hombre atrapado en una manifestación eterna».

Tras dar una entrevista a ‘La Nueva España’ de Gijón en la que dijo le da «asco ser español», Albrt Pla se encontró con que el Teatro Jovellanos de la ciudad asturiana ha decidido suspender su actuación del próximo día 25 de octubre de 2013.

No ha hecho lo mismo El Gran Teatro de Cáceres, que se se escudó en que debería indemnizar al cantante catalán con unos 7.000 euros -como si hubiese llenado el aforo-, si suspendiese su concierto como ha hecho el Consejo de Administración del Teatro Jovellanos, de Gijón.

Hay quien apunta que siempre habría la posibilidad de no pagarle e ir a los juzgados, haciéndose al menos costosa, dura, larga y onerosa la jugada al facineroso.

En el debate de ‘La Sexta Noche’ no entraron apenas al tema.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído