Diario de un No nacionalista

Cataluña, el PSC, Alfredo Pérez Rubalcaba y el pavo inducido

Cataluña, el PSC, Alfredo Pérez Rubalcaba y el pavo inducido
Alfredo Pérez Rubalcaba. PD

los dos grandes partidos se han comportado como afanosos inductivistas a sabiendas que después de cada ciclo electoral podrían encontrar un sustento en forma de apoyos parlamentarios de las formaciones nacionalistas que les permitiese mantenerse o recuperar en el poder…

El gran filósofo y matemático Bertrand Rusell ideó una fábula con la que mostrar las contradicciones en las que incurrían todos aquellos defensores del inductivismo como método científico válido.

La historia inventada por Rusell comienza con un pavo que es llevado a una granja, el animal -acérrimo defensor del inductivismo- intenta reconocer patrones con los que llegar a una ley general, observó que el granjero le daba de comer todas las mañanas, tanto si llovía como si hacía sol, tanto si era festivo como si no…

Con lo que nuestro metódico pavo llegó a la conclusión que el granjero todas la mañanas le daría de comer, el problema es que ese mismo día era el de antes de navidad…día en la que el granjero le cortaría el cuello para cocinarlo…

Parece que Alfredo Pérez Rubalcaba y toda la izquierda española mantiene el complejo de pavo inductivo (o se siente cómodo en él) que ha impregnado toda la política española desde la recuperación de la democracia.

Bien es cierto que los dos grandes partidos se han comportado como afanosos inductivistas a sabiendas que después de cada ciclo electoral podrían encontrar un sustento en forma de apoyos parlamentarios de las formaciones nacionalistas que les permitiese mantenerse o recuperar en el poder.

Naturalmente este sustento siempre estuvo condicionado, siempre fue a costa de algo, y ese algo ha sido -y es- los derechos de los ciudadanos catalanes, la dejación de las obligaciones gubernamentales en Cataluña y/o la relajación de las exigencias democráticas en estos territorios.

La política nacional -más allá del complejo de inferioridad identitaria del socialismo catalán- ha estado supeditada a una ley electoral que hipertrofia el fenómeno nacionalista, que distorsiona las reglas del juego y que dota de un inmenso poder político a una minoría territorializada.

La paradoja es que en este momento, en el que parecemos estar en la antesala del día de navidad de nuestro pavo inductivo, momento en el que el nacionalismo ha mostrado su verdadero rostro, aquél que únicamente concibe la democracia como un instrumento para alcanzar sus fines, vemos a Rubalcaba proponiendo una reforma constitucional para contentar a una insaciable ideología que reniega a cualquier negociación que no parta de sus propios objetivos.

Parece aceptar esa máxima nacionalista que pretende la existencia de un conflicto catalán, el problema del encaje entre Cataluña y España, como si la política democrática se redujese a enfrentamientos -nostálgicamente feudales- entre entidades territorales inequívocamente adscritas a unos supuestos bandos artificial y mediáticamente inventados.

¿Acaso Alfredo Pérez Rubalcaba cree que podrá saciar al monstruo independentista aunque sea a costa de cambiar la Carta Magna y constatar un federalismo de facto ya existente?, ¿acaso esto es lo mejor que el socialismo puede ofrecer para el futuro de España?

¿O es qué siente nostalgia de ese ciclo inductivo que partía de unas premisas falsas (el nacionalismo es el único interlocutor legítimo en Cataluña), llegaba a conclusiones erróneas (el nacionalismo se conformaría con ser un Reino Taifa que usa el independentismo como amenaza estratégica en las sempiternas negociaciones poselectorales) pero que le garantizaba largos periodos de gobierno y un ineludible bipartidismo?

Para regenerar la política y la democracia española ¿no sería mejor empezar por cambiar la ley electoral para dimensionar a todos los agentes políticos a su verdadera representatividad social?, ¿no debería pasar por desmontar todo el aparato de propaganda, manipulación y conformación ideológico/identitaria que ha tejido el nacionalismo catalán durante los últimos treinta años?

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído