Las hicieron circular sin su consentimiento a compañeros

Detenidos en Palma dos jóvenes por pasarse de listos y difundir por Whatsapp fotos sexuales de dos amigas del colegio

Una de las chicas, que tienen 13 y 15 años, fue amenazada con la publicación de sus imágenes en una red social

La Policía recuerda que el 'sexting', hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas, "es siempre un error"

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palma a un menor de 15 años y a un joven de 19 por distribuir imágenes de carácter sexual de dos menores, de 13 y 15 años, quienes habían remitido voluntariamente las fotografías a través de Whatsapp.

Los arrestados las difundieron sin su consentimiento a compañeros del centro escolar, llegando incluso a publicarlas en un grupo de amigos creado en dicha aplicación. Una de las niñas ha sido además víctima de ‘sexting’ al ser amenazada por uno de los arrestados con publicar sus fotos en una red social.

AMENAZADA

Tras recibir la denuncia de los padres de las menores, los agentes iniciaron sendas investigaciones para identificar a los responsables del envío de las imágenes. Tras realizar una serie de averiguaciones, los investigadores lograron identificar y detener a los dos jóvenes que difundieron en primer lugar las fotografías. En uno de los casos se comprobó, además, que una de las chicas había sido amenazada con la publicación de sus fotos en una red social.

En estos casos, tal y como pone de manifiesto la nota, la Policía asevera que, para prevenir el ‘sexting’, hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas «es siempre un error». De hecho, en el caso de los menores puede ocasionar situaciones de chantaje o ciberacoso sexual o acoso en el entorno escolar (‘grooming’ o ‘bullying’), y redistribuir este tipo de imágenes es delito.

CLIMA DE CONFIANZA

El Cuerpo recomienda además que los padres creen un clima de confianza con los hijos para tratar estos temas e informarles de los riesgos y de las consecuencias que entraña facilitar datos personales o enviar fotografías y vídeos comprometidos a otras personas, incluso aunque sean sus amigos, ya que pueden perjudicar su honor.

«La prevención es esencial y para ello es importante estar informado y conocer los riesgos que puede generar el uso incorrecto de las redes sociales e Internet»,

afirman desde la Policía, subrayando que si un menor sufre alguna situación de este tipo debe informar a sus padres y denunciar los hechos ante la Policía. Además, indica que si recibe por cualquier medio un material de este tipo, no lo debe compartirlo, sino denunciarlo de forma privada a

denuncias.pornografia.infantil@policia.es.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído