EL JUICIO HA QUEDADO VISTO PARA SENTENCIA

Piden seis años de prisión para el exsecretario de la Cámara de Comercio por manipular el voto por correo

Carlos García ha asegurado que no cometió ninguna irregularidad en las elecciones de 2010

Piden seis años de prisión para el exsecretario de la Cámara de Comercio por manipular el voto por correo
Imagen del juicio. EP.

Han prestado declaración varios empresarios vinculados a la Cámara de Comercio de Guadalajara y personal de la Junta Electoral

El exsecretario de la Cámara de Comercio e Industria de Guadalajara, Carlos García Llorente, ha asegurado que no cometió ninguna irregularidad ni manipulación con el voto por correo, sino que se limitó a anotar a los votantes interesados en este tipo de votación, para enviarles la solicitud que requerían.

Así lo ha asegurado en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Guadalajara, por el que han pasado cerca de una veintena de testigos, el que fuera secretario de la Cámara y en el que se acusa a García de un delito de falsedad en documento oficial y de otro de infidelidad en la custodia de documentos.

Todas las partes, Fiscalía (6 años), Acusación Particular (siete años de prisión por varios delitos) y Defensa (libre absolución) han mantenido sus peticiones de pena inicial, en una vista que se ha prolongado durante unas seis horas y por la que han pasado testigos de una y otra parte ofreciendo versiones diferentes sobre el citado proceso electoral.

El Ministerio Fiscal ha hecho hincapié en cómo el acusado procedió a librar certificaciones necesarias para el voto por correo en las últimas elecciones de la Cámara de Comercio celebradas en 2010 «que no fueron solicitadas de manera presencial por los interesados, haciendo creer a los mismos que habían votado», algo que ha sido negado por Llorente, quien en reiteradas ocasiones ha afirmado que era «falso» que el hubiera rellenado papeletas en nombre de nadie.

ELEVADO NÚMERO DE VOTOS POR CORREO

Incluso cuando se le ha expuesto la sospecha ante el elevado número de votos por correo con la misma procedencia y números correlativos se ha limitado a decir: «no lo sé, no es asunto mío, negando que el hubiera librado certificaciones para el voto por correo sin que estas fueran solicitadas de manera presencial por los interesados.

El Ministerio Fiscal ha pedido 6 años de prisión y una multa de 8 euros por día durante 36 meses –cerca de 8.000 euros en total– por los citados delitos, intentando de demostrar que el acusado trató de confeccionar un sistema para manipular el voto consistente en rellenar las papeletas a favor de determinadas empresas afines a él.

Durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia, han pasado a prestar declaración varios empresarios vinculados a la Cámara de Comercio de Guadalajara y personal de la Junta Electoral.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído