OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

Adiós a la careta: el debate sobre el estado de Toledo muestra a un Page radical

Actuó como cabeza visible de la oposición en vez de como alcalde

Adiós a la careta: el debate sobre el estado de Toledo muestra a un Page radical
Emiliano García-Page. PD.

A pesar de que la Junta va a pagar la deuda histórica con Toledo, Page llegó a decir que el Gobierno regional es un lastre para la ciudad

Toledo ha vuelto a escenificar dos visiones de la realidad, la del PP y la del PSOE, totalmente opuestas que serían tres si Izquierda Unida sirviera, en estos momentos, para algo más que para brindarle su apoyo a los socialistas en el camino hacia posturas más radicales. Pero si de algo sirvió el debate sobre el estado del municipio es para mostrar a un Emiliano García-Page en estado puro, sin caretas, cada vez más radical, lanzando todos sus misiles contra el Gobierno regional y actuando como líder de la oposición regional y no como alcalde.

Hay varias razones por las que Page debería dar las gracias al Gobierno de María Dolores de Cospedal y en el debate tuvo una nueva ocasión de oro para hacerlo, pero el secretario regional de los socialistas no es de esos. En Toledo, a lo largo de este año, tres han sido los acontecimientos que han brillado por encima de los demás: el Corpus, Farcama y, posiblemente, la Cumbre Internacional del Vino. Las dos últimas han sido organizadas por el Gobierno regional y especialmente Farcama tuvo un éxito sin precedentes tanto de visitas como en el comercio del casco antiguo. Ni una mención en todo el debate ya que cuando se refirió a la Junta fue para atacarla.

De hecho, hasta tal punto llega la demagogia de Page que a un día de que el Gobierno regional pague la deuda que mantiene desde siempre con el Ayuntamiento de Toledo y que asciende a 14 millones de euros tuvo la desfachatez de decir que la Junta es un lastre para Toledo.

PAGE ENGAÑA, A ESTAS ALTURAS, A POCOS

Page, a estas alturas, engaña a pocos. La única curiosidad que una tenía acerca de este debate era comprobar si había hecho los deberes, si le habían contado qué tal va Toledo, cuáles son los principales problemas de los ciudadanos para ver dónde hay que mejorar. Con tanto viaje de aquí para allá, con la ganas que le ha puesto a la Conferencia del PSOE para ver si consigue un puestecillo en Madrid, con tanto recorrer la región y con tanto acudir donde le llaman, es lógico que no sepa qué pasa en Toledo. Y en el debate evidenció que lo que le han contado está lejos, muy lejos de la realidad. De hecho, lo primero que le preguntó la portavoz del Grupo Municipal Popular, Claudia Alonso, es por qué se presentó a la Alcaldía si sabía que no se iba a ocupar de la ciudad…

Y a esta pregunta le puedo responder yo misma. Porque si no se presenta a las elecciones, ¿de qué iba a vivir?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído