Francisco Fernández Sevilla, exlíder andaluz, trató de enrocarse en el cargo

La ‘bronca’ de la asamblea de UGT-A: «En la calle quedamos como sinvergüenzas y corruptos»

La 'bronca' de la asamblea de UGT-A: "En la calle quedamos como sinvergüenzas y corruptos"
Francisco Fernández Sevilla. PD

Francisco Fernández Sevilla, exlíder del sindicato de UGT de Andalucía, trató de enrocarse en el cargo pese al escándalo de las facturas falsas y las críticas de los delegados sindicales de la región.

Así lo relata este domingo el diario 1 de diciembre de 2013 El Mundo, que saca a la luz una reunión asamblearia de 200 delegados que tuvo lugar el 30 de octubre.

Publicadas ya numerosas pruebas de la falsificación de facturas de proveedores cargadas en programas de empleo y negociación colectiva subvencionados por la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, Fernández Sevilla seguía tratando de consolidar su permanencia en el cargo.

Sin embargo, los delegados sindicales montaron en cólera por la gestión que se estaba haciendo de la situación. «Lo que queda en la calle es que somos una organización de sinvergüenzas, corruptos y chupópteros», se quejó la delegada Carmen García Jurado, exsecretaria de Acción Sindical de UGT-A.

«Esto es impresentable, inaceptable e indecente», afirmó entonces otro delegado de UGT, profesor universitario, sobre el escándalo del fraude en las facturas.
La defensa del líder caído

Pese a las críticas en la asamblea, Fernández Sevilla continuó defendiendo su posición sobre que solo dos facturas tenían irregularidades: «¿Qué queréis, nos hacemos el harakiri por dos facturas mal hechas?».

Los delegados se quejaron de una gestión de esta crisis basada en «enrocarse», como expresó la delegada García Jurado y pidieron que, en lugar de eso, se optase por otras vías, algo que, sin embargo no sucedió.

Pese a todo, Francisco Fernández Sevilla se ha visto obligado a dimitir.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído