LIGA BBVA | ATLÉTICO DE MADRID

Ujfalusi cuelga las botas

El checo destaca que su mejor momento fueron los tres años en el Atlético

Ujfalusi cuelga las botas
Ujfalusi en el Atlético de Madrid.

El defensa checo Tomas Ujfalusi ha anunciado en Praga el fin de su carrera profesional como jugador, y destacó que los tres años jugados en el Atlético de Madrid, de 2008 al 2011, fueron los mejores de su trayectoria deportiva.

«Haber jugado en el Atlético de Madrid fue lo mejor de mi vida deportiva, porque aquí gané mis dos primeros trofeos», dijo Ujfalusi en una rueda de prensa acerca de su estancia en el club del Manzanares, donde disputó 92 partidos.

El defensa central, de 35 años, dijo que recordará especialmente la final de la Europa League de la temporada 2009/10, donde los «colchoneros» se impusieron al Fulham inglés por 2-1.

«De los partidos concretos, me acuerdo sobre todo de la final de la Europa League y de la Supercopa de Mónaco», señaló también el checo.

Ujfalusi cuelga las botas tras no superar una lesión de rodilla que le mantuvo alejado un año de los campos de juego. «Tengo un problema en el cartílago de la rodilla, y tendría que someterme a una operación, lo que no quiero. La convalecencia duraría además de dos a tres meses, y tras consultarlo con el médico, hemos acordado que lo mejor es acabar», dijo.

Tras abandonar el Galatasaray (2011-2013), probó suerte con el Sparta de Praga, a donde llegó el verano pasado, y donde sólo ha disputado dos encuentros, dos de copa y dos de pretemporada.

Ujfalusi debutó en 1991 en el Sigma Olomouc y una década después comenzó su trayectoria internacional, con el Hamburgo (2000-2004), la Fiorentina (2004-2008), el Atlético de Madrid (2008-2011) y el Galatasaray (2011-2013).

El defensa fue uno de los pilares de una selección que en la década pasada cosechó muy buenos resultados en Europa, con futbolistas como Pavel Nedved y Karel Poborsky, y logró el tercer puesto en la Eurocopa de Portugal de 2004.

Sobre su futuro, el defensa señaló: «Quiero dedicarme a otros deportes, como el golf o hockey. Pero sobre todo quiero ser un padre de verdad con todas las obligaciones que conlleva, y quiero dedicarme mucho más intensamente a mi hija».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído