OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

Page hace de su labor como oposición una simple lucha por la supervivencia

El secretario regional del PSOE se presentará a las elecciones autonómicas porque no tiene otra salida a no ser que busque o le busquen un trabajo

Page hace de su labor como oposición una simple lucha por la supervivencia
Emiliano García-Page. PD.

La herencia socialista recibida que ha condenado la región no quedará extinguida hasta que el último responsable de la catastrófica gestión haya desaparecido de la escena política regional

La lucha que mantiene el secretario general del PSOE en la región, Emiliano García-Page, es por la supervivencia. Él, que no ha entregado un currículum en su vida, sabe que una vez agotada la vía de escape hacia Madrid su única alternativa es Castilla-La Mancha, de la que lleva beneficiándose toda la vida.

Sigue manteniendo la teoría – a pesar de que todas las encuestas le dicen que está equivocado y que por ese camino no va a ningún sitio – de que a más tensión, sólo se produce el desgaste del Gobierno regional y debe haber dado orden para que toda la tropa socialista de Castilla-La Mancha siga sus pasos sin rechistar. El último ejemplo lo encontramos escuchando al portavoz en materia sanitaria del PSOE en las Cortes, Fernando Mora, que criticaba con bastante dureza las listas de espera en la región y decía que podían estar maquilladas….. ¡Antes de que el consejero de Sanidad las diera a conocer!

Page se presentará a las elecciones autonómicas porque no tiene otra salida a no ser que busque o le busquen un trabajo. Una cree que la herencia socialista recibida que ha condenado la región no quedará extinguida hasta que el último responsable de la catastrófica gestión haya desaparecido de la escena política regional. Todavía quedan en «activo» muchos de los culpables y Page es, en este capítulo, protagonista indiscutible. Primero, porque fue parte activa y cabeza visible de uno de los gobiernos más funestos que han podido existir. Su responsabilidad es directa. En segundo lugar, porque actualmente es el secretario general de los socialistas en la región tomando el relevo al peor gestor que ha pisado Castilla-La Mancha y ha prometido sangre nueva en las listas electorales que concurrirán a las próximas elecciones autonómicas, lo que no deja de tener un punto de ironía ya que es, casi con toda seguridad, el político más veterano de toda la península con la edad que tiene.

Si se cumplen todas las expectativas Page saldrá al ruedo electoral y se enfrentará contra María Dolores de Cospedal y el resultado del duelo, si las encuestan no nos engañan, acabará con la herencia socialista aunque sus consecuencias todavía nos duelan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído