Diario de un NO nacionalista

Generalitat: Fastos, derroche y manipulación mediática

encontramos un “monográfico especial” de 12 páginas (sí, 12 páginas) a modo de pistoletazo de salida para lo que el nacionalismo considera la última etapa hacia la “emancipación nacional”… ¿habrá alguien que aún se sorprenda por la “extraña” coincidencia en la línea editorial de dichos medios, editorial (casi) siempre alineada con los tiempos de la “construcción nacional”?

El próximo año ya se preveía preñado de actos de propaganda, deformación simbólica, historicismo barato y manipulación mediática, pero no, no han esperado si quiera a que comenzase el nuevo año, hoy hemos amanecido con un “monográfico especial” en todos los diarios editados en Cataluña titulado “Érem.Som.Serem (Éramos.Somos.Seremos). Una celebración que mira el futuro”, una guía de los fastos para celebrar el Tricentenario de 1714.

Pero en este artículo no quiero detenerme en el anacronismo histórico, ni siquiera en la utilización propagandística de la historia, algo más que habitual en el relato nacionalista, mi intención es (volver) a remarcar la extraña y antinatural comunión de intereses entre el otrora denominado “cuarto poder” y el poder político nacionalista.

Como denuncio en esta reflexión vemos que periódicos como La Vanguardia, El Periódico, Ara o El Punt Avui, han sido agraciados con un premio de navidad en forma de dádiva con cargo al erario público.

Desde luego si hoy fuese 28 de diciembre parecería una broma de mal gusto, en todos los diarios que acabo de mencionar encontramos un “monográfico especial” de 12 páginas (sí, 12 páginas) a modo de pistoletazo de salida para lo que el nacionalismo considera la última etapa hacia la “emancipación nacional”, como no podría ser de otra manera dicho monográfico comienza con un extenso artículo de Artur Mas en el que se reafirma en convertirse en el Líder de la facción nacionalista catalana y supone una renuncia implícita de la representatividad del cargo que ocupa.

Cataluña, al menos la Cataluña mediática, aquella imaginada por el nacionalismo, se ha convertido en una especie de parque temático nacionalista, todo relato, cualquier discurso, todo lo estético, cualquier símbolo, es fagocitado por lo ideológico, por un pensamiento único que aspira a ser “transversal”, un elaborado discurso inoculado entre la ciudadanía gracias a la generosa chequera del dinero público.

Como verán los que tengan la paciencia de leer el calendario de conmemoraciones, de eventos de exaltación nacionalista, nos espera un 2014 de incansables actos de adhesión a la Causa, no hay respiro en el calendario, todo el espacio (el territorio), toda la agenda está diseñada para alimentar la maquinaria mediática de conformación ideológica, es el último esfuerzo totalizador que les lleve, que nos empuje, a la apoteosis independentista.

Finalmente una reflexión, ¿qué coste habrá tenido esta inserción en todos estos diarios?, ¿no resulta algo muy lucrativo para unas empresas con problemas económicos?, ¿no será que el entramado político-mediático catalán sería insostenible sin el sostenimiento de la Generalitat?,  ¿no es extraño que cuando faltan tres días para acabar el año estos medios de comunicación reciban unos ingresos extras con los que mejorar sus cuentas de resultados?, y, sobre todo, ¿habrá alguien que aún se sorprenda por la “extraña” coincidencia en la línea editorial de dichos medios, editorial (casi) siempre alineada con los tiempos de la “construcción nacional?

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído