Pretendía que alquilaran su vivienda con opción a compra, aunque una cláusula les forzaba a dejar el piso en tres años

PAH Mallorca deja con un palmo de narices al banco que quería desahuciar con un sucio truco legal a 16 familias de Son Gotleu

Plataforma de Afectados por la Hipoteca logra que sigan en sus hogares por 150 euros al mes

PAH Mallorca deja con un palmo de narices al banco que quería desahuciar con un sucio truco legal a 16 familias de Son Gotleu
PAH Mallorca Facebook

La finca ubicada en la plaza de Cosme Adrover de Son Gotleu nunca se terminó de construir. Edificada en 2009, hasta hace tan sólo un mes no se consiguieron las cédulas de habitabilidad que afectan a 16 familias -50 personas- todo ello merced a que Emaya les arregló en su día los colectores de aguas sucias y los contadores.

Según da cuenta ahora ‘Diario de Mallorca‘, los vecinos han estado a punto de irse todos a la calle gracias a las malas artes de un banco con sede en Andalucía que, ya en mayo, pretendió darles la patada, aunque la intervención de la PAH Mallorca ha sido crucial para evitar el desahucio, todo ello pese a que el Ayuntamiento de Palma se ha hecho el sueco.

150 EUROS AL MES

La entidad bancaria propietaria del inmueble les va a permitir seguir en sus viviendas a cambio de 150 euros mensuales. No les queda otra, con un contrato de arrendamiento de cinco años.

Y es que la deuda de la promotora del edificio con el banco que le prestó el dinero para construirlo, conllevó que los inquilinos nunca formalizaran un contrato de alquiler o compraventa. Vivían como ‘okupas’ aún sin saberlo.

Según informa el referido diario «a finales de mayo, tras recibir una inminente orden de desahucio, recurrieron a la ayuda de la PAH. Su caso saltó a los periódicos, ya que acudieron al pleno del ayuntamiento de Palma acompañados por Àngela Pons. La activista antidesahucios denunció en público su situación. En cuestión de días y gracias a la presión de los políticos de Cort, se detuvo el lanzamiento.

TRAMPA LEGAL

Así , «tras conseguir algo de tiempo para negociar su futuro, el banco trató de aprovecharse de su ignorancia sobre cuestiones legales. De forma oral, los representantes de la entidad financiera les ofrecieron un alquiler con opción a compra. 

Pero las condiciones establecidas por escrito no se correspondían con lo que les explicaron: en el documento había una cláusula que les forzaba a abandonar el piso dentro de tres años y sin opción a adquirir la vivienda de forma preferente. Además, les obligaron a pagar un precio que ellos consideran abusivo, dada la ubicación y las características del inmueble».

La PAH intermedió de nuevo, y ha supervisado el nuevo contrato de alquiler con opción a compra: «Para que no abusen de ellos».

El promotor de la vivienda está desaparecido. Se llevó el dinero que entregaron los inquilinos como señal -en algunos casos 3.000 euros- y nunca más se supo.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído