PADECE ALZHEIMER MODERADO

Un anciano mata a bastonazos a su compañero en una residencia de Toledo

El agresor ha ingresado en la prisión de Ocaña I

Un anciano mata a bastonazos a su compañero en una residencia de Toledo
Manos de un anciano.

El director de la residencia Jardín de Gredos de la localidad de Buenaventura (Toledo), José Oyola, ha asegurado que el anciano es "tranquilo, pacífico y cariñoso"

El anciano que presuntamente mató a otro en la residencia Jardín de Gredos de la localidad de Buenaventura (Toledo) pasó este miércoles a disposición judicial en el juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Talavera de la Reina, que decretó prisión provisional comunicada y sin fianza.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha han informado a Europa Press de que al detenido se le imputa, de forma provisional, un presunto delito de homicidio.

Una de las diligencias de investigación que se han solicitado es un informe para determinar la situación psicológica del imputado, aseguran estas fuentes.

Según ha avanzado La Tribuna de Toledo en su edición de este miércoles, un anciano de 78 años ingresó este miércoles en la prisión de Ocaña I como presunto autor de la muerte de otro de 92 años en una residencia de ancianos de la localidad de Buenaventura.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado martes al miércoles, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, quienes han informado de que el detenido pudo usar un bastón para matar a su compañero de habitación mientras dormían. El 112 recibió el aviso a las 1.55 horas.

TRANQUILO, PACÍFICO Y CARIÑOSO

El director de la residencia Jardín de Gredos de la localidad de Buenaventura (Toledo), José Oyola, ha asegurado que el anciano es «tranquilo, pacífico y cariñoso» y que «nada hacía presuponer el desenlace».

Según ha relatado, fue un auxiliar de la residencia quien escuchó los golpes que se estaban produciendo en la habitación, donde unos minutos antes había estado atendiendo a los ancianos. Rápidamente, entró y avisó a los servicios de emergencias, que no pudieron hacer nada para salvar la vida al anciano supuestamente agredido.

Olaya ha afirmado que el presunto agresor padecía alzheimer moderado y había ingresado en la residencia aproximadamente hace un año. En cambio, la víctima llevaba varios años viviendo en el centro. Sólo hacía unos meses que los dos ancianos compartían habitación. Se da la circunstancia que ambos eran del mismo pueblo: Navamorcuende.

Asimismo, ha indicado que en el resto de ancianos están «tranquilos» y hacen vida normal. «Prácticamente no se enteraron, salvo los compañeros más cercanos», ha comentado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído