EN UNA ENTREVISTA CONJUNTA

Cospedal anuncia que en C-LM el copago hospitalario lo pagará únicamente la Junta

Asegura que, como presidenta, su obligación es cumplir las leyes del Gobierno de España y también cuidar de las personas de su región y “no hay nadie más vulnerable que aquel que tiene una enfermedad grave”

Cospedal anuncia que en C-LM el copago hospitalario lo pagará únicamente la Junta
María Dolores de Cospedal. PD.

Considera que, frente al anterior modelo, el nuevo sistema de ayuda a domicilio garantiza que todas las personas de la región que lo necesiten accedan a este servicio

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha afirmado que «en Castilla-La Mancha, el copago hospitalario lo pagará exclusivamente la Junta de Castilla-La Mancha, en ningún caso el ciudadano con una enfermedad grave».
Así se ha pronunciado Cospedal sobre la medida que establece que las comunidades autónomas deben aplicar el copago hospitalario para determinados tratamientos que se suministran en las farmacias de los hospitales.

En este sentido, ha señalado que, como presidenta de Castilla-La Mancha, «tengo la obligación de cumplir las leyes del Gobierno de España pero también la de cuidar de las personas de mi región y no hay nadie más vulnerable que aquel que tiene una enfermedad grave». Por ello, ha asegurado que, mientras sea presidenta, «no voy a pedir a ningún ciudadano con una enfermedad grave que ayude al pago, aunque sólo sea con cuatro euros como mucho, de ningún medicamento para una enfermedad grave como un cáncer u otra situación excepcional».

Asimismo, Cospedal ha aseverado que, aunque ha tomado esta decisión sin disponer aún de cálculos económicos sobre el coste de la misma, «en Castilla-La Mancha ese coste lo va a pagar la Junta».

Sistema de ayuda a domicilio

También en materia sanitaria, la presidenta se ha referido al nuevo sistema de ayuda a domicilio impulsado por el Gobierno regional. Sobre ello, ha explicado que con el anterior modelo la ayuda se prestaba a los ciudadanos en virtud de un convenio entre la Junta y los ayuntamientos en base al que los consistorios contrataban a las personas encargadas de prestar la asistencia a domicilio a los vecinos de la localidad. Esto provocaba que hubiera vecinos de más de doscientos municipios de la región sin asistencia a domicilio porque no había convenios suscritos.

Frente a este modelo, ha señalado Cospedal, el sistema implantado por el Gobierno regional pasa porque la asistencia a domicilio tenga carácter universal, es decir que no dependa de la existencia de un convenio entre la Junta y los ayuntamientos, sino que sea un derecho particular del destinatario de la ayuda. Para llevarlo a cabo, es la persona que necesita este servicio, y no el Ayuntamiento, quien recibe el dinero para contratar a alguien que le preste le ayuda a domicilio.

La presidenta cree que con este cambio de modelo se ha conseguido que reciban la ayuda las personas que de verdad la necesitan, vivan en el municipio que vivan; que el coste de este servicio sea el mismo en toda la región, y que el destinatario de la ayuda elija a la persona que quiere que le preste este servicio, con lo que se consigue a su vez generar empleo en las zonas rurales, sobre todo femenino.

Reducción de las listas de espera

Otro de los asuntos a los que ha respondido la presidenta ha sido a las críticas del Partido Socialista por las cifras, ofrecidas por el Gobierno regional, que indican la reducción de la lista de espera quirúrgica y de la de diagnóstico.

En este sentido, la presidenta ha afirmado que «todo es interpretable en la vida pero los números son números», máxime porque, como ha recordado, «estas cifras son ofrecidas por los profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que han hecho y están haciendo un excelente trabajo con compromiso, un gran sentido de la responsabilidad y, a veces, en condiciones muy difíciles».

Cospedal ha recordado que antes había muchos conciertos con la sanidad privada y se derivaba a muchos pacientes, una política por la que ahora el actual Gobierno ha tenido que pagar una deuda de 200 millones de euros.

En opinión de la presidenta esa deuda no se puede incrementar y por ello se está trabajando con recursos propios del SESCAM. Por ello, Cospedal ha asegurado que «el esfuerzo realizado por los profesionales sanitarios de la región ha sido ímprobo, digno de elogio, de mi admiración y de mi respeto». Por ello considera que «negar a los profesionales ese esfuerzo y ese mérito en la reducción de las listas de espera es mentir y es una falta de respeto a los sanitarios del SESCAM».

Cospedal ha concluido reiterando su compromiso de que «cuando termine la legislatura vamos a estar como teníamos que estar al principio, en el baremo que está la media nacional y al que ya estamos llegando».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído