SELECCIÓN ESPAÑOLA

El dinero rompe la familia de Iker Casillas

El portero ha cortado relaciones con sus padres 'indemnizándolos' con 5 millones de euros.

El dinero rompe la familia de Iker Casillas
Iker junto a sus padres. LaOtraliga.

Poco se ha publicado del conflicto entre Iker Casillas y sus padres a razón de una de las empresas del portero de la selección española, Ikerca S.L.

Justó antes de lesionarse el pasado mes de enero, el jugador revocó los poderes que sus padres, José Luis Casillas y María del Carmen Fernández, que tenían en la sociedad nombrada anteriormente.

Según una información que recoge el diario ‘El País’ (también en el diario digital ‘Vozpópuli’) y como consta en el Registro Mercantil de Madrid, a sus 32 años el guardameta del Real Madrid consideró que había llegado la hora de asumir el control de sus negocios.

Según dicha información, la decisión de excluir a sus padres venía fraguándose desde la última Eurocopa. Ikerca S.L., con un activo de 13.126.299,38 euros, es una sociedad patrimonial y de imagen. Con ella, Iker y sus padres han realizado durante los últimos años importantes inversiones inmobiliarias, con algún que otro fracaso, en su mayoría con pisos, y han gestionado los derechos de imagen y publicidad.

Llegada la hora de reordenar su patrimonio y establecer nuevas fórmulas para gestionar los ingresos que genera fuera del terreno de juego, Iker Casillas decidió reestructurar la sociedad. Durante los ocho meses en que ha estado apartado de los terrenos de juego, el capitán del Real Madrid ha negociado con sus padres su salida de la empresa.

José Luis Casillas dejó su trabajo de funcionario para velar por la carrera del portero al igual que su mujer. La relación padres-hijo ha sido muy tensa en los últimos meses. En el Madrid era un secreto a voces que los Casillas estaban enfrentados y que había en juego importantes cantidades de dinero y una amenaza de demanda millonaria como recoge la noticia de Vozpópuli.

‘El pais’ cita un ejemplo de la tensión vivida entre los Casillas. Durante un tiempo los padres del jugador no podían disponer de las entradas para ver los partidos que el club facilita a los jugadores. El padre de Casillas tuvo que acudir invitado, en varias ocasiones, por Florentino Pérez al palco de honor del Real Madrid.

El portero ha pagado a sus padres el 40% del valor de la sociedad que compartían -algo más de cinco millones de euros- y les ha cedido otros importantes bienes inmuebles.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído