OPINIÓN/ BAJO EL CHAPARRÓN

Page elige Cuenca para confirmar su apuesta por la izquierda más radical

El alcalde de Toledo confirma que trabaja con IU para elaborar los presupuestos de Toledo

Page elige Cuenca para confirmar su apuesta por la izquierda más radical
Emiliano García-Page. PD.

Page ha asegurado que las diferencias con IU "no son grandes"

Emiliano García-Page tuvo que elegir Cuenca para reafirmar su apuesta por la izquierda más radical y su abandono definitivo del centro. Alabo el buen gusto del secretario general de los socialistas al visitar la capital conquense pero es más que criticable que el también alcalde de Toledo elija Cuenca para informar a los toledanos de que está trabajando con Izquierda Unida, con «quien las diferencias no son grandes», de cara a la elaboración de los presupuestos. Un nuevo debe en el infortunado viaje de Page hacia no se sabe dónde.

Resulta cuanto menos curioso que en medio de lo que el PP toledano califica como el «mayor fracaso» en la larga vida política de Page, éste prefiera hacer mutis en la capital regional sin caer en la cuenta de que en Cuenca hay también periodistas que pueden preguntarle qué ocurre con sus presupuestos para 2014, por qué no se han aprobado aún y si éstos van a ver la luz algún día. Es bastante lógico interesarse por las cuentas de quien se supone será la alternativa socialista a María Dolores de Cospedal de cara a las autonómicas y de por qué ha sido incapaz de aprobar los presupuestos, es decir, el plan donde queda plasmado en qué se gastará el dinero de los toledanos.

El caso es que algo de esto le debieron preguntar en Cuenca y allí, flanqueado por el portavoz de las Cortes, José Luis Martínez Guijarro, y su compañero que no amigo el primer edil conquense, Juan Ávila, el líder del PSOE castellano-manchego se reafirmó en su deriva radical al asegurar que se va «a esforzar» para aprobar unos nuevos presupuestos para ahondar en las políticas sociales y de empleo, por lo que está trabajando con Izquierda Unida, con quien ha asegurado que las diferencias «no son grandes».

Y así, precisamente en la única provincia de Castilla-La Mancha que limita con todas, Page dijo adiós definitivamente al centro ideológico. Desde estas líneas le recordaremos sus palabras algún día.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído