Letonia, Lituania, Gibraltar, la Liga Norte, asociaciones de inmigrantes...

Los excéntricos compañeros de viaje del president Artur Mas hacia la independencia

El proyecto secesionista catalán cuenta con muy pocos socios y todos son muy curiosos

Los excéntricos compañeros de viaje del president Artur Mas hacia la independencia
Cataluña, independentismo, educación, prensa y propaganda. PD

Ni los 360.000 euros que Artur Mas pagó a un lobby británico para que le asesore en materia de política internacional, ni sus viajes alrededor del mundo han resultado demasiado rentables

A pesar de sus esfuerzos económicos y diplomáticos, pues la política exterior de Artur Mas no entiende de recortes, el proyecto secesionista catalán cuenta con muy pocos socios.

Como subrayaba M.J. Cañizares este 18 de enero de 2014 en ‘ABC‘, las cartas enviadas por el dirigente nacionalista han caído en saco roto y son contados los dirigentes políticos que han dado apoyo a las ansias separatistas del presidente catalán, y desde luego, no pertenecen a potencias europeas que puedan decidir el destino de Cataluña.

Están para empezar, los xenófobos de la Liga Norte italiana. Por supuesto, el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, se ha mostrado cómplice con la causa catalana, postura en la que tiene mucho que ver el conflicto que el Peñón genera entre España y Gibraltar. A su vez, el Gobierno catalán y ERC le han agasajado en varias ocasiones.

También Lituania, a través de su primer ministro, Algirdas Butkevicius, defendió el derecho a la autodeterminación catalán y expresó su satisfacción por el hecho de que la Vía catalana que tuvo lugar en la Diada se inspirara en los países bálticos. Sin embargo, Lituania se desdijo y precisó que las palabras de su «premier» se manipularon y que no se pueden comparar ambos procesos.

También el primer ministro de Letonia, Valdis Dombrovskis, avaló la independencia de Cataluña.

«Si hay una clara voluntad del pueblo y una clara demanda por un referéndum, vale absolutamente la pena prestar atención y mirar opciones sobre cómo abordarlo».

A nivel local, Artur Mas cuenta con la complicidad asociaciones de inmigrantes donde se ha inculcado la idea de que apoyar la secesión es sinónimo de integración y prosperidad.

Así, la musulmana Watani para la Libertad y la Justicia de Lérida, no solo avala una eventual consulta sobre la autodeterminación de Cataluña, sino que reclama que los extranjeros puedan participar en la misma.

«También tenemos derecho a decidir libre y democráticamente nuestro futuro».

Inmigrantes separatistas

Otras entidades se han sumado a la causa soberanista y han participado en la Vía independentista que tuvo lugar en la Diada.

El Colectivo Senegalés de Cataluña, Espacio Latino, Casa de Mendoza en España, Nous Catalans Joves, Asociación Llum del Nord, Colectivo Amazic, Colectivo Senegales de Cataluña, Colectivo de Inmigrantes del Vallès, Colectivo Platee o la comunidad pakistaní se han sumado a la Coordinadora de la Consulta sobre la Independencia. ERC se ha sumado a esa labor de proselitismo entre los inmigrantes.

El diputado de Esquerra en el Congreso, Joan Tardà , les ha instado a convertirse en los «padres y madres fundacionales» de la república catalana.

Como se ve, ni los 360.000 euros que Artur Mas pagó a un lobby británico para que le asesore en materia de política internacional, ni sus viajes alrededor del mundo han resultado demasiado rentables.

Cero aliados de peso hasta el momento, lo que mantiene a Cataluña al lado de experimentos fallidos como Somalilandia o Kosovo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído