Diario de un NO nacionalista

¡Si Martin Luther King levantara la cabeza!

¡Si Martin Luther King levantara la cabeza!
Artur Mas se despide de Roberto Maroni, líder de la Liga Norte. ABC

“… Artur Mas lo hemos visto compararse, a él y al “Movimiento” nacionalista con Martin Luther King… algo más que lamentable y distorsionador, sobre todo si pensamos que sus “socios” europeos de la Liga Norte están sometiendo a una implacable acoso y persecución a la ministra de integración italiana, Cécile Kyenge, por el mero hecho de ser piel negra, de origen inmigrante y por ser mujer…”

El Presidente de la Generalitat es un presidente en campaña, su gobierno está volcado en la gestión del Proceso de “construcción nacional” y en el control de la información, es una obsesión que se justifica en supuestas mayorías sociales que apoyan acríticamente esa falacia del llamado “derecho a decidir”, aunque dicho control –basado en la imposición de un discurso único- adolece de más que evidentes contradicciones.

El problema que padecemos los catalanes es que pocos medios de comunicación están dispuestos a ser un auténtico poder que fiscalice y destape dichas contradicciones o los intentos de tergiversar la realidad social y política, el último episodio de esta flagrante manipulación mediática la vivimos con la reunión entre Artur Mas y Roberto Maroni.

Pero Artur Mas no solo intentó ocultar a la ciudadanía dicha reunión, cosa que contradice la supuesta “transparencia” del gobierno de la Generalitat, sino que ha defendido en sede parlamentaria la necesidad de recibir al actual Presidente de Lombardía, básicamente por una cuestión de representación institucional, ante esto resulta llamativo que según el ínclito Sr. Mas estuviera “obligado” a encontrarse con Roberto Maroni y, en cambio, haya renunciado a representar a todos los catalanes y se limite a comportarse como el guía espiritual del independentismo.

En el debate parlamentario han aparecido las estrategias habituales que usa el nacionalismo para exculparse de cualquier responsabilidad, utilizando unos métodos argumentales “centrifugadores”, el efecto “espejo”: “tú también, tú más”, con ello se detiene el análisis del relato y las acciones, y la filosofía de la sospecha, dando a entender que los demás son o pueden ser “peores” que ellos…todo este infantilismo político toma a los ciudadanos como menores de edad y, cómo no, empobrece la calidad de la democracia.

Imagino que dicha recepción responde a devolver el “favor” a la Liga Norte, al capote “internacionalizador” de Umberto Bossi cuando su grupo político apoyó el proceso soberanista catalán vistiendo camisetas con la “estelada” en el parlamento italiano (el vídeo no tiene desperdicio), al único apoyo real que ha tenido cierta repercusión mediática más allá de las fronteras catalanas, básicamente por el siempre noticiable histrionismo del líder de la Liga y por los postulados xenófobos y racistas que defiende dicho partido político italiano.

Como vemos el comportamiento de Artur Mas contradice su discurso, para el nacionalismo únicamente importan los resultados, es un movimiento político teleológico que gradúa su relato en función del objetivo final, que pervierte el lenguaje e invierte los valores sin ruborizarse, que usa y abusa de referentes ideológicos, que no le importa disfrazarse de lo que no es y negar lo evidente.

Este camaleonismo político y simbólico no aguantaría si viviésemos en una sociedad basada en equilibrios de poder, pero lamentablemente la política catalana de los últimos treinta años ha derivado en un sistema de tendencias totalitarias que promueve y admite este tipo de comportamientos.

En la Cruzada soberanista emprendida por Artur Mas lo hemos visto compararse, a él y al “Movimiento” nacionalista con Martin Luther King… algo más que lamentable y distorsionador, sobre todo si pensamos que sus “socios” europeos de la Liga Norte están sometiendo a una implacable acoso y persecución a la ministra de integración italiana, Cécile Kyenge, por el mero hecho de ser piel negra, de origen inmigrante y por ser mujer…¿qué pensaría el Sr. King si pudiese ver como mancillan su nombre y su obra al verse relacionado con gente como Umberto Bossi?, ¿cómo se puede llegar a ser tan cínico?.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído