Sentencia que la Generalitat debe dar educación en castellano y en catalán a un alumno

El Tribunal Supremo ordena que el castellano sea también lengua vehicular en Cataluña

El Tribunal Supremo ordena que el castellano sea también lengua vehicular en Cataluña
Hispanofobia en Cataluña. EP

La Generalitat no ha conseguido ganar en los juzgados la pugna sobre la lengua vehicular de la educación.

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado este 27 de enero de 2014 un recurso de casación interpuesto por el Gobierno de Artur Mas contra un auto anterior del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), de enero de 2013, por el que se requería impartir educación en castellano y catalán como lenguas vehiculares a un alumno.

La sentencia de la sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo conocida este lunes recuerda que existen «abundantes precedentes judiciales» en el mismo sentido y que esa reiteración «determina que ahora apliquemos esa doctrina consolidada».

En concreto, se citan en el auto del Supremo once sentencias anteriores, desde diciembre de 2010 hasta noviembre de 2013, resueltas en el mismo sentido.

La administración catalana interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el TSJC, que lo desestimó, por lo que llevó el caso al Supremo, que ahora también lo desestima y mantiene el posicionamiento del tribunal catalán.

ADOPTAR «CUANTAS MEDIDAS SEAN NECESARIAS»

El TSJC instaba al departamento de Enseñanza, que dirige Irene Rigau, a adoptar «cuantas medidas sean necesarias para adaptar el sistema de enseñanza lingüística, en cuanto afecte a los hijos del recurrente, a la nueva situación creada por la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional».

Tras conocerse esta decisión, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, se ha mostrado «muy satisfecha».

«Demuestra que el PP está defendiendo lo que dicen el Estatut y la Constitución: que los catalanes tienen derecho a un modelo de bilingüismo integrador y a la proporcionalidad de catalán y castellano en la escuela».

Todavía están pendientes de resolverse ante los tribunales otros doce casos más, correspondientes a otros tantos padres que han solicitado educación en castellano y catalán para sus hijos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído