LA PUGNA POR EL NEGOCIO PROVOCA DESTROZOS Y GRAVES INCIDENTES

Transporte escolar en Toledo: La salvaje guerra de los autobuses

Transporte escolar en Toledo: La salvaje guerra de los autobuses
El autobús quemado en Villaseca de la Sagra. EDC

Un autobús quemado por completo durante la madrugada del pasado lunes, 17 de febrero de 2014, en una céntrica plaza de la localidad toledana de Villaseca de la Sagra.

Todo ocurría a escasos metros de la vivienda del conductor, que fue avisado a los pocos minutos de comenzar a arder pero no pudo hacer nada por evitar la calcinación total del vehículo, valorado en 60.000 euros.

Y, lo más grave de todo, el incendio fue intencionado, como evidenciaban los cartones prendidos y el líquido inflamable que ardían junto a las ruedas.

Como adelntaba ‘El Digital de Castilla La-Mancha‘, ahora la Policía Judicial investiga el suceso y mantiene acordonada la zona.

Los dueños del autobús, Autocares Romerías, tienen claro que todo fue producto de un nuevo sabotaje encargado presuntamente por algunas empresas de la competencia.

Uno más desde que la compañía, con sede en León y bases en Madrid y Palma de Mallorca, ganase a principios del curso escolar el concurso público para cubrir diversas rutas escolares en la provincia de Toledo, quitando parte del jugoso negocio a la Unión Temporal de Empresas (UTE) «Autobuses de Toledo».

Desde entonces los incidentes no han cesado, perjudicando tanto a Autocares Romerías como a otras empresas del sector del transporte escolar en Toledo que no forman parte de la UTE.

Entre todas ellas acumulan varias denuncias porque varios de sus autobuses han sufrido los estragos de algunos indeseables que durante los últimos meses se han dedicado a romper pilotos y lunas, cortar correas, llenar de arena los tubos de escape o, directamente, incendiar los vehículos, tal y como ha pasado en Villaseca de la Sagra y ya ocurrió, por primera vez, el pasado mes de noviembre en Polán.

Desde Delegación del Gobierno aseguran que la Guardia Civil está investigando estas acciones y dicen tener constancia de tres denuncias efectuadas por Autocares Romerías, que en las primeras semanas de esta «guerra» decidió no judicializar el asunto a la espera de que todo se calmase. Sin embargo, no fue así.

Incidentes a plena luz del día

El director de Autocares Romerías, Ángel Martínez, denuncia en ‘El Digital de Castilla La-Mancha’ su indefensión y el miedo que tienen los conductores de su empresa en Toledo.

«De unos meses a esta parte todo se ha complicado y, antes de arrancar, analizamos los autobuses como si estuviésemos amenazados por terroristas».

«Es la primera vez que trabajamos en Toledo y nunca jamás habíamos sufrido algo así. A estos vándalos ya les da todo igual. El pasado viernes, a las puertas de un Instituto del Polígono de Toledo y a plena luz del día, pasaron con un coche al lado de los autobuses, sacaron una barra de hierro por la ventanilla y rompieron algunas lunas».

Sin embargo, por ahora los autores de estos hechos nunca han sido pillados in fraganti ni han sido detenidos.

Pese al perjuicio económico que suponen daños materiales, lo que más le preocupa a Martínez es la integridad física de sus empleados y de los usuarios.

«Entre el autobús quemado, las lunas rotas y algunos daños en los motores los daños superan los 120.000 euros, lo peor es que, de seguir así, puede haber problemas graves de seguridad».

«En algunas ocasiones han taponado los tubos de escape de los autobuses con arena. Si el conductor no se da cuenta y emprende la marcha el coche se puede prender en un minuto. Y nosotros trabajamos con chavales de toda clase, incluidos algunos con movilidad reducida, por lo que sería imposible desalojarles».

Solidaridad del sector

Por eso, ha pedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que investiguen lo más rápido posible:

«Para acabar con esta serie de sabotajes que ya han sido afeados por la Asociación de Transporte de Viajeros de Toledo, que ha manifestado que espera que los agresores reciban la justa condena».

«Se trata de una situación inadmisible para cualquier tipo de empresa puesto que de una manera despreciable se elimina el principal medio de vida tanto para el empresario como para los trabajadores de dicha empresa».

El Gobierno regional pide rapidez

El caso, además, ha llegado ha despertado la preocupación en las más altas instancias del Gobierno de Castilla-La Mancha.

De hecho, el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, ha anunciado que su departamento se ha puesto en contacto con las empresas afectadas y ha confiado en que la Guardia Civil investigue «lo más rápido posible» los sabotajes.

«No son muchos los casos pero, en cualquier caso, la denuncia se ha producido ante la Guardia Civil y nosotros, lógicamente, poco podemos hacer, sí tener conocimiento y esperar que las diligencias se hagan lo más rápido posible y se imparta la justicia adecuada».

 

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

ROPA VAQUERA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído