El líder socialista estrena casa en la finca de 49 hectáreas que compró en Extremadura

La descansada vida que pega ahora el expresidente Felipe González

Fiel a su estilo, ha decorado el 'El Penitencial' con sus piedras y muebles de la familia

La descansada vida que pega ahora el expresidente Felipe González
Mar García Vaquero con Felipe González. EP

Además del sueldo que recibe como expresidente, Felipe González asesora a Carlos Slim, lo que le permite una desahogada vida y ayudar a sus hijos

Lo más chocante es el nombre de la finca. Se llama ‘El Penitencial’, pero nadie imagina que el expresidente Felipe Gonzalez, quien hace poco anunció que dejaba de ser consejero de Gas Natural «aburrido» de no dar un palo al agua, vaya a hacer allí penitencia.

En realidad se va a un bonito y apacible retiro y en un sitio ideal, porque Extremadura está de moda, como subrayan Marina Pina y Mercedes Benítez en el largo reportaje que este 23 de febrero de 2014 publicacn en ‘ABC‘.

 Guadalupe, pueblo de la sierra extremeña, rodeado de campos y encinas, es el municipio cacereó por el que los fines de semana pasan muchos famosos antes de llegar a las fincas donde se evaden del mundanal ruido y de los paparazzi.

Desde el marqués de Griñón pasando por Talavante o Isabel Sartorius y el último en llegar ha sido el expresidente Felipe González y su mujer, la atractiva Mar García Vaquero (51 años).

Tal y como revela ABC, el expresidente del Gobierno terminó hace un mes las obras de la casa que se construyó en la finca «El Penitencial», donde planea pasar cada vez más tiempo junto a su amada.

Dicen que el socialista González está en perfecta forma; ejerce de abuelo y cocina para sus familia y amigos. La edad dorada no le pesa, aunque algunos medios publicaran la semana pasada que el expresidente tenía parkinson y que ya había comunicado la noticia a su familia, lo que a mas de uno le va a costa una pasta, porque habrá querella.

Además del sueldo que recibe como expresidente, Felipe González asesora a Carlos Slim, lo que le permite una desahogada vida y ayudar a sus hijos.

María es la más unida a su padre, la única que acudió a su segunda boda. Madre de tres hijos, se encarga de coordinar las conferencias que da su padre. David, pintor, ha recibido el apoyo de Felipe cuando ha hecho alguna exposición. Pablo, el mayor, no terminó su carrera de Física.

A nadie se le oculta que el divorcio de Felipe González y Carmen Romero no fue precisamente amistoso y que al expresidente le salió por un ‘riñón’.

Felipe, según ABC‘, se habría visto obligado a desprenderse de gran parte de su patrimonio para satisfacer las exigencias económicas de su ex, que se negaba a concederle la separación.

Mar, empleada de banca en La Caixa y su actual pareja, también ha de mantener el piso en el que viven sus dos hijas. Quizás por este motivo, Felipe haya preferido el retiro extremeño al proyecto megalómano que ideó para él Joaquín Torres en Marruecos.

El expresidente observa desde la lejanía las pugnas por el poder de su partido.

NOTA.- pinchar para leer reportaje completo en ‘ABC’.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído