Hasta el año 2012 se sumaron un total de 1.098 personas, que han recibido 41,4 millones de euros en ayudas

Más de 1.000 jóvenes de Castilla La-Mancha han ‘vuelto’ al campo en los últimos 5 años

Las ayudas para la reestructuración del viñedo han supuesto un gran revulsivo para el sector

La crisis económica ha cambiado las costumbres y, después de unas décadas caracterizadas por el fenómeno del éxodo rural, ahora muchos jóvenes se han animado o se han visto forzados a volver al campo para buscar alternativas laborales.

Como explica M. Cebrián en ‘ABC‘, la debacle del sector de la construcción y de otros empleos del sector servicios ha hecho que la agricultura y la ganadería vuelvan a resurgir con más fuerza en varios lugares de España, como es el caso de Castilla-La Mancha, que siempre ha destacado en este sentido debido a su déficit industrial.

En los últimos cinco años más de mil castellano-manchegos han dado el paso y han decidido a dedicarse al sector primario.

En concreto, hasta el año 2012 un total de 1.098 jóvenes se han incorporado a esta actividad, los cuales han recibido 41,4 millones de euros de ayudas de la Administración, según los datos facilitados a ABC por la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha.

Teniendo en cuenta que algunos años no se convocaron ayudas (en el 2008 y 2011), tal y como informan las mismas fuentes, 774 jóvenes se han convertido en agricultores, mientras que algo menos, un total de 324 personas, han pasado a formar parte del sector ganadero hasta el año 2012.

En este sentido, Asaja Castilla-La Mancha insta a la Consejería de Agricultura a que convoque las ayudas a la primera instalación de jóvenes agricultores y a la modernización de explotaciones agrarias ligadas a estas incorporaciones «de forma urgente».

Esta asociación considera fundamental la convocatoria de esta línea de ayudas para potenciar la incorporación real de jóvenes a la actividad agraria, de forma que se propicie un verdadero relevo generacional, que conllevaría la generación de riqueza y empleo en numerosos núcleos de población donde «el sector primario es fundamenta».

José María Montes es uno de estos nuevos agricultores. Este joven de 39 años, ingeniero agrónomo, se dio de alta en el sector en el año 2012, aunque él siempre ha tenido claro que el campo iba a ser su medio de vida, porque en su familia varias generaciones se han dedicado a la agricultura. «Si Dios quiere, me jubilaré como agricultor».

Esta es la declaración intenciones de Montes, que anima a las futuras generaciones a retomar este tradicional oficio, que define como una «actividad gratificante y que engancha mucho».

Montes trabaja en una explotación agrícola en la localidad toledana de Villacañas, dedicada sobre todo al cultivo de la viña y del cereal. Considera que esta actividad es «rentable» y, aunque reconoce que «hay que trabajar mucho», asegura que hay buenas producciones y se está vendiendo a precios aceptables.

En general, cree que la agricultura en la comarca de La Mancha «es un sector económico bastante atractivo tanto para invertir como para dedicarse a él».

Aunque este joven agricultor villacañero manifiesta que «toda ayuda es poca», reconoce que en la actualidad tanto el Gobierno nacional como el autonómico están dando muchas ayudas para incorporarse al sector primario y para ampliar las explotaciones agrarias, en cuanto a infraestructuras y plantaciones.

Un ejemplo, en este sentido, son las ayudas para la reestructuración del viñedo que, a su juicio, han supuesto «un revulsivo» porque han permitido renovar todas las viñas «a un coste prácticamente cero».

Además destaca las ayudas para la incorporación de jóvenes al sector, que asciende a unos 40.000 euros, «un dinero que viene muy bien para iniciar la actividad», reconoce.No obstante, aclara que para poder recibir esa ayuda por incorporación a la actividad agraria es previamente el agricultor, bien de su propio bolsillo o de un préstamo familiar o bancario, el que tiene que adelantar el dinero.

Algo que, según explica, difiere de lo que ocurría hace unos años, pues hasta el 2008 cuando un joven se iniciaba en la actividad agrícola recibía una cantidad fija que rondaba los 15.000 euros y que se sumaba a un préstamo con el cual podía acometer las inversiones que necesitaba.

Lejos de cuestiones monetarias, lo que este nuevo agricultor solicita a la Administración es que resuelva el problema del agua. Señala que en la comarca de La Mancha, como en tantas otras, la principal preocupación es la regularización de los pozos, por lo que reclama un marco legal para poder «trabajar tranquilos», pues en esta zona la viña es de regadío y asegura que muchas veces riegan con miedo.

Comprometidos con el campo

Otro caso similar es el de Rubén Elez, un joven de 20 años que se incorporó en 2012 a la ganadería y que en la actualidad tiene una explotación con unas 300 cabezas de ganado caprino en la localidad toledana de Buenasbodas.

Lo que le ha llevado a comenzar a trabajar en este sector, según relata, es tener un trabajo que le permita salir adelante y una cierta autonomía. Casualmente, se declara un «apasionado» de esta profesión debido a su herencia familiar.

Elez cuenta que «los primeros años son siempre un poco duros», pues hay que invertir mucho dinero y trabajar mucho. A pesar de ello cree que «el esfuerzo se ve recompensado».

Aunque mira al futuro con optimismo, tiene claro que una de las claves del éxito está en la «continúa formación». De ahí su intención de seguir preparándose para poder llevar a cabo un nuevo proyecto que tiene en mente: la creación de una quesería dentro de un par de años.

Este joven ganadero, que admite que los jóvenes son reacios a trabajar en el sector ganadero, anima a la gente de su generación a dedicarse al campo porque, a su juicio, «el trabajo está asegurado». «Unos años ganarás más y otros menos, pero merece la pena», confiesa.

No obstante, crItica el nuevo sistema de ayudas, pues según denuncia, son los agricultores y ganaderos los que tienen que adelantar el dinero para incorporarse al sector, mientras que hasta antes de la crisis eran los gobiernos los que se hacían cargo del préstamo por inicio de actividad.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído