El líder socialista dice que ve "mucha prisa" de la Junta en "filtrar" la sentencia del TC para "tapar" el paro

El papelón que ha hecho el PSOE de García Page con los sueldos de los señores diputados

Cospedal: "No es un tema de ahorro exclusivamente, es un tema más de configuración de la política como un oficio noble que se puede realizar por personas que, además, tienen otra profesión"

El papelón que ha hecho el PSOE de García Page con los sueldos de los señores diputados
Emiliano García Page. EP

El coste de la Cámara Alta de nuestro parlamento es directamente proporcional a su grado de inutilidad

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de inconstitucionalidad que presentaron casi 60 senadores del grupo socialista contra la supresión de los sueldos a 42 de los 49 diputados regionales de Castilla-La Mancha, una iniciativa de la presidenta, María Dolores de Cospedal, como medida de ahorro y como ejemplo de austeridad de las administración públicas.

El alto tribunal ha avalado la reforma del Reglamento de las Cortes de Castilla-La Mancha por la que el 1 de enero de 2013 los parlamentarios autonómicos perdieron la dedicación exclusiva y, con ello, el salario fijo, pasando a percibir una indemnización y dietas por asistencia.

El 26 de marzo del pasado año, el PSOE presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso firmado por más de 50 de sus senadores, entre ellos el secretario general del PSOE castellano-manchego, Emiliano García-Page.

Además, y se presentaron 21 recursos de amparo de cada uno de los diputados socialistas afectados por la medida.

La resolución del TC es contundente y supone un varapalo para los recurrentes, cuyo objetivo esencial era poner en entredicho a Cospedal y desgastar su figura en su doble condición de presidenta de Castilla-La Mancha y número dos de Rajoy en el PP nacional.

Aunque el argumento que avalaba el recurso era el de preservar el ejercicio de la democracia a través de la salvaguarda de sus órganos de representación, lo que ha quedado claro a los ojos de la gran mayoría de ciudadanos es que la intención del PSOE era única y exclusivamente la de mantener los sueldos de sus diputados, incluso en unos momentos tan complicados como los que vivimos, en los que nuestros representantes políticos deben ser los primeros en dar ejemplo en todo lo que signifique austeridad y transparencia.

Es difícil justificar que, pudiéndolo hacer, como lo ha hecho Cospedal, no se reduzca el número de diputados en una cámara legislativa a todas luces sobredimensionada y cada vez con menos materia sobre la que legislar. Los diputados socialistas, y Garcia-Page lo ha sido durante años, saben perfectamente la escasa labor que desarrollan a lo largo de los meses y que el sueldo que recibían no era proporcional al trabajo realizado ni comparable a ningún otro sector laboral.

Desde luego cobrar por ir a un pleno en el que se dedican dos horas a discutir sobre si deben adelantarse las elecciones autonómicas es en estos tiempos algo inmoral cuando menos. Y así tantas otras cosas.

Por eso el del PSOE ha sido un papelón en este envite en el que ha salido trasquilado y ha quedado en evidencia por querer seguir cobrando a toda costa del erario público y por intentar desgastar la figura de Cospedal con argumentos que los ciudadanos rechazan de plano, como los que se refieren al mantenimiento de privilegios de la clase política o sueldos que no se justifican.

Resulta curioso que fueran unas decenas de senadores los que recurrieron la supresión de los sueldos de los parlamentarios castellano-manchegos cuando todo el mundo es consciente de que el coste de la Cámara Alta de nuestro parlamento es directamente proporcional a su grado de inutilidad.

La resolución del TC supone, por otra parte, un respiro para Cospedal tras las sucesivas sentencias en contra que está recibiendo el Gobierno autónomo en otras materias, sobre todo en el terreno de la función pública.

También es un aval a sus políticas de austeridad y a una forma de gestión que apenas ha tenido seguimiento en el resto de autonomías ni en el Gobierno nacional, pese a que teóricamente en el PP comparten las iniciativas de su secretaria general.

En eso también se ha sentido sola Cospedal, por lo que la decisión del Constitucional le infunde un soplo de moral en el momento que más lo necesita.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído