EL ÍNDICE DE MUJERES AUTÓNOMAS ES DEL 21%

La crisis aumenta la presencia de la mujer en el trabajo por cuenta propia

La crisis aumenta la presencia de la mujer en el trabajo por cuenta propia
Avión, viaje, teléfono móvil e internet. BG

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) de Castilla-La Mancha ha puesto de manifiesto que sólo el 28,8 % de los autónomos de la región son mujeres, mientras que entre los asalariados la mujer representa el 44 %.

En un comunicado de prensa, señalan además que las diferencias son mayores entre los autónomos empleadores (con trabajadores a su cargo) donde la mujer representa tan solo el 21,2 %, según un estudio que ha realizado con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Según la EPA del cuarto trimestre de 2013 había en Castilla-La Mancha 146.300 autónomos, de los que 42.100 eran mujeres (28,8 %) y 104.200 hombres (71,2 %), lo que supone 42,4 puntos porcentuales de diferencia, y además, se trata de la menor presencia de mujeres de todas las comunidades autónomas y 5,5 puntos porcentuales menos que la presencia en España que es del 34,3 %.

Crece la presencia feminina

No obstante, la Uatae destaca que la crisis está impulsando una mayor presencia de la mujer en el trabajo autónomo, ya que en el último año (2013), comparando el último trimestre de 2013 con el mismo periodo de 2012, la presencia de la mujer ha pasado del 25,2 % al 28,8 %, es decir 3,6 puntos más en tan sólo un año.

Para la secretaria general de Uatae, María José Landaburu, «la mujer está muy lejos de la igualdad real en el trabajo por cuenta propia en Castilla-La Mancha, es de hecho la comunidad donde más lejos se está de todas las de España».

Ha explicado que la crisis está aumentando la presencia de la mujer en el trabajo por cuenta propia por tres motivos.

En primer lugar, ha señalado Landaburu, porque las mujeres hoy «afrontan bien el emprendimiento, acostumbradas a la responsabilidad, a asumir riesgos y al esfuerzo permanente».

Mayores dificultades

En segundo lugar, están las tradicionales mayores dificultades de las mujeres, especialmente en épocas de crisis, para encontrar un trabajo por cuenta ajena, de manera que el emprendimiento se convierte en prácticamente la única alternativa.

Y además el crecimiento de los autónomos se ha producido en los sectores de servicios, donde la mujer tiene una mayor presencia, mientras continúa la pérdida de autónomos en los sectores con mayor presencia de varones como la construcción, el transporte y la industria manufacturera.

Landaburu ha afirmado que «la auténtica asignatura pendiente en cuanto a presencia de la mujer en la actividad se da entre los autónomos y los empresarios».

 

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído