"Para prevenir las posibles denuncias ante situaciones de extrema sensibilidad"

Cort quita de la ordenanza de convivencia cívica el punto sobre los ‘pisos patera’, para que no se arme la marimorena

Las nuevas normas nacen con el objetivo de solucionar "problemas reales y cotidianos" de los ciudadanos de la capital balear

Gijón: "Es el resultado de dos años y medio de trabajo"

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este miércoles 23 de abril el texto definitivo de la ordenanza de convivencia cívica que nace con el objetivo de solucionar «problemas reales y cotidianos» de los ciudadanos de la capital balear.

Así se ha pronunciado el primer teniente de alcalde de Turismo y Coordinación Municipal de Cort, Álvaro Gijón, quien ha explicado que las 2.019 alegaciones presentadas al documento inicial han permitido modificar 42 de los 113 artículos que conforman el texto.

Además, ha señalado que la aprobación de la Junta de Gobierno supone el penúltimo trámite antes de su entrada en vigor, que será posible cuando sea aprobada por el pleno, previsiblemente el 12 de mayo.

DICEN QUE TODO ES MUY COHERENTE

«Se trata de una ordenanza coherente y eficaz» consecuencia de «la máxima voluntad de consenso» en base a las aportaciones realizadas por todas las áreas de Gobierno municipal, la oposición y la ciudadanía.

El Ayuntamiento ha explicado que la ordenanza nace con el objetivo de resolver los problemas reales de la población y el de preservar el espacio público como lugar de convivencia y civismo, en el que todos los ciudadanos puedan vivir en libertad pero con respeto a la dignidad y a los derechos de las demás personas.

«Es el resultado de dos años y medio de trabajo que han permitido al equipo de Gobierno conocer con detalle cuáles son las principales reclamaciones de los ciudadanos en materia de convivencia cívica»,

indica el comunicado de Cort, que alude a los microbotellones, las concentraciones ruidosas, la presencia de excrementos en las calles o la venta ambulante, entre otros.

RETIRADA DEL ARTÍCULO SOBRE ‘PISOS PATERA’

Gijón ha explicado que se ha retirado del documento el artículo referido a los ‘pisos patera’ para prevenir las posibles denuncias ante situaciones de

«extrema sensibilidad como puede ser el caso de un pensionista que acoge en su piso a su familia que se ha visto gravemente afectada por los efectos de la crisis».

No obstante, según ha dicho, este hecho no impedirá que Cort trabaje con la actual normativa para evitar los posibles «casos de abuso y explotación en alquileres que dan lugar a situaciones de hacinamiento y que, además, suponen un problema real para las comunidades de vecinos».

MENDICIDAD

También ha aclarado que solamente se prohíbe la falsa mendicidad con carácter coercitivo, por lo que no se podrá sancionar a personas en riesgo de exclusión social.

En cuanto a la demanda y ofrecimiento de servicios sexuales en la calle, se actuará contra los clientes. Además, Cort presentará en un plazo de seis meses un calendario de acciones consensuado con ONGs y servicios sociales municipales para actuar de manera integral la cuestión del trabajo sexual, la problemática de las personas sin techo y la reinserción social y laboral.

En los casos de balconing se actuará contra las personas que ejecuten o inciten a esta conducta; en los de venta ambulante de bebidas o alimentos, se prohíbe en el ámbito público a excepción de las autorizaciones específicas, que no podrán interferir en las actividades comerciales permanentes.

REUNIONES CON EL SECTOR TURÍSTICO

Tras la aprobación del texto por el pleno, se celebrará una serie de reuniones con touroperadores, agencias de viajes y asociaciones de hoteleros para que informen a los turistas de los detalles de la ordenanza y de la obligatoriedad de su cumplimiento.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído