TODOS LLEVARAN UN GPS PARA SU LOCALIZACION Y SEGUMIENTO

El lince ibérico se reintroduce en la región extremeña después de 30 años

Soltarán 10 ejemplares en Hornachos-Valle del Matachel este junio de 2014

El lince ibérico volverá a campar libremente por la naturaleza extremeña a mediados del mes de junio de 2014, tras más de 30 años de ausencia, ya que en la zona de Hornachos-Valle del Matachel, en Badajoz, se soltarán entre ocho y 10 ejemplares, todos ellos equipados con un collar GPS para facilitar su localización y seguimiento.

Esta reintroducción es fruto de las actuaciones realizadas por la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Extremadura con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y del Proyecto Life+ Iberlince: Recuperación de la distribución lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal’.

El objetivo principal de este proyecto es recuperar la distribución histórica del lince ibérico en ambos países, puesto que es el felino más amenazado del mundo y actualmente está en peligro crítico de extinción.

Antes de la llegada de los linces, según informó el Gobierno regional, se han llevado a cabo acciones de divulgación, sensibilización social e información sobre la reintroducción para concienciar a la población.

Para ello, se han mantenido numerosas reuniones informativas con autoridades, asociaciones locales, propietarios, cazadores, ganaderos y población en general de las áreas de reintroducción preseleccionadas.

Tras una entrevista anónima a más de 50 personas elegidas al azar, el 95 % de los encuestados creen que es importante que haya linces en el campo y el 92%, que su comarca sería más conocida si hubiera linces en ella.

El 85% considera que mejoraría la economía local por el interés turístico que pudiera despertar y el 90% se muestra dispuesta a participar en su conservación. El 30 % de los encuestados son cazadores y gestores de caza.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído