El expresidente de Castilla-La Mancha no se decanta abiertamente por ninguno de los candidatos en liza

Esther Esteban entrevista a Bono: «Los militantes deberían elegir a los candidatos a diputados»

Esther Esteban entrevista a Bono: "Los militantes deberían elegir a los candidatos a diputados"
El exministro socialista José Bono. PD

La periodista toledana Esther Esteban, coeditora de ‘El Digital de Castilla-La Mancha’, entrevistó al expresidente del Congreso y de Castilla-La Mancha en el diario El Mundo, con la renovación del liderazgo del PSOE y la posibilidad de primarias para elegir el candidato a la Presidencia del Gobierno como ejes.

José Bono no se decanta abiertamente por ninguno de los candidatos en liza, pero no oculta su simpatía especial por la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Bono defiende el papel de Alfredo Pérez Rubalcaba en los últimos años en el PSOE y analiza los resultados electorales. Sin embargo, la parte más audaz de las declaraciones de Bono es la siguiente, que reproducimos:

P.-Pero dígame claramente, ¿primarias sí o no?

R.- Si se decide mayoritariamente ir a un proceso de primarias, es decir, ´un militante, un voto´, yo lo veo bien. No soy contrario a esa idea. Además, se abriría una etapa realmente novedosa, porque si el método es bueno para elegir al secretario general acabará generalizándose. ¿Por qué no aplicarlo a todos los secretarios regionales y provinciales, y a la elaboración de listas de diputados nacionales y regionales? Personalmente, creo que los militantes querrían elegir, además de a nuestros cargos internos, a los candidatos a senadores, presidentes de Diputación, etcétera. Si queremos renovación de verdad, renovemos todos los sistemas de elección de cargos y dirigentes.

P.-Eso es revolucionario en el PSOE, y a muchos se les pondrán los pelos como escarpias sólo de pensarlo, ¿no?

R.- Es novedoso sobre todo si se compara con el dedo que eligió a Rajoy. Se trata de profundizar la democracia interna, hacerla más directa y participativa. Lo que no se entendería es que esa democracia se limitara sólo al secretario general federal. Anteriormente, 17 cabezas de delegación elegíamos a todos los dirigentes del partido. En el año 2000 cambiamos a mejor y se eligió a Zapatero por 1.000 delegados. Catorce años después no hay que tener miedo a más participación. Eso sí, habría que generalizar el sistema a la elaboración de candidaturas a todas las cámaras parlamentarias. Lo que es bueno para uno debe serlo para todos.

P.- Si no entiendo mal, usted propone que las candidaturas a diputados, senadores y parlamentarios autonómicos sean votadas por todos los militantes, ¿es así?

R.- Exactamente. ¿Por qué no? Si así se decide para unos, ¿por qué no para todos? Es decir, que no decidan las ejecutivas ni los comités quiénes serán diputados o senadores, sino todos los militantes en voto secreto. Sería el primer paso para derogar una ley electoral obsoleta, que sólo atribuye poder selectivo a las cúpulas partidistas e ignora la capacidad de los ciudadanos. Hoy en día, a una persona que quiera ser diputado le conviene más ser amigo de quien hace las listas que de quien las vota. Eso pudo ser útil hace 30 años, cuando los partidos eran débiles tras el franquismo, pero hoy en día no es aceptable. Por eso, si nos decidimos a dar un paso en el PSOE, quizá habrá que darlo de verdad para que los diputados sean autónomos y no ejecutores de órdenes superiores. Y en el PP, ¿por qué no?

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído