"El candidato del PP andaluz es un desconocido y Canal Sur no está por la labor de ayudarle"

El PP de Andalucía hace cuentas y tiembla: perder Sevilla es su menor problema

Los males de Juan Manuel Moreno y los suyos no han hecho más que empezar tras los resultados del domingo y la "susanamía"

El PP de Andalucía hace cuentas y tiembla: perder Sevilla es su menor problema
Juan Manuel Moreno Bonilla. EP

Se avecina un vía crucis que preocupa, y mucho, en Génova 13

Esta semana el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, tomará posesión como senador en representación del Parlamento de Andalucía en sustitución de Antonio Sanz, al que no le ha quedado otra que renunciar y cederle su escaño. Donde hay patrón no manda marinero, aunque este marinero fuera en el pasado secretario general del PP-A con Javier Arenas.

Con su llegada a la Cámara Alta, Moreno consigue visibilidad nacional para contrarrestar el tirón mediático de su rival, Susana Díaz. Y de paso luchar contra su talón de Aquiles: en su tierra, o al menos en la Andalucía rural, es casi un desconocido. Y Canal Sur no está por la labor de ayudarle.

Ahora bien, ni mucho menos los problemas del líder de los populares andaluces acaban con un escaño que tenía metido entre ceja y ceja desde hace meses, como contó en marzo El Semanal Digital. De hecho no han hecho más que empezar después de que el 25-M el PSOE aventajara en Andalucía al PP por 9,3 puntos, más que en las europeas de 2009. Sólo en la provincia de Almería el PP fue superior a los socialistas.

Aunque el miércoles Moreno sacó pecho ante la Junta Directiva Regional del PP-A y dio por cumplidos los objetivos «con creces», la procesión de los populares van por dentro. Porque, analizados todos los resultados obtenidos la noche electoral, en el mapa territorial de Génova 13 la luz roja de Andalucía es especialmente intensa.

No tanto por los números como por el vía crucis de tres estaciones que se le avecina a Moreno. En resumidas cuentas: adelanto de las autonómicas al otoño, unas municipales el próximo mayo en las que varias de las capitales conquistadas al PSOE en 2011 pueden volver a sus manos y, de postre, las generales. A sabiendas de que los resultados en Andalucía ponen y quitan gobiernos, que se lo pregunten a José Luis Rodríguez Zapatero.

Por partes. La victoria del domingo y la diferencia de puntos con el PP es el empujón que le faltaba a Susana Díaz para convocar elecciones a la vuelta del verano. Máxime si finalmente da el paso y en julio es elegida secretaria general del PSOE.

Con la presidenta andaluza en plena cresta de la ola, el adelanto no pillaría a contrapié a los populares porque lo dan por hecho. Pero se barruntan unos resultados nada favorables para el PP, que en marzo de 2012 tuvo a tiro la Junta por primera vez y se le escapó al no alcanzar la mayoría absoluta (el resultado fue de 50 escaños a 47).

Si sólo fuera Sevilla…

Mariano Rajoy siempre ha tenido a Moreno por una apuesta a medio plazo, no a corto. Desde luego trabajo y ganas le está poniendo, todas. Como también sus compañeros de partido, que se volcaron con Andalucía en la campaña de las europeas. Tal fue el desfile de ministros, secretarios de Estado y dirigentes del PP que en alguna ocasión Moreno bromeó en privado con que no le mandaran más porque no daba abasto como anfitrión.

Pero para su desgracia apenas medio año después de esas más que posibles autonómicas vendrán las municipales. Y en ellas el retroceso del PP, que en 2011 obtuvo la mayoría absoluta en las ocho capitales y en cinco diputaciones (todas menos Sevilla, Jaén y Huelva), puede ser sonado.

Ya antes de las europeas los populares temían especialmente por la pérdida de dos ayuntamientos conquistados al PSOE en las últimas municipales: Sevilla y Córdoba. Pero es que, vistos los resultados del domingo, podrían ser más. Aunque no son extrapolables, también en Málaga y Huelva capital el PSOE ganó al PP. Lagarto, lagarto.

El remate serían las generales de finales de 2011, y si encima la candidata socialista es finalmente una andaluza… El tiempo lo dirá, pero por ahora, a año y medio vista, el PP sólo aspira a que en esos comicios la ventaja que les saque el PSOE en Andalucía sea la menor posible.

Así de complicadas están las cosas para Juan Manuel Moreno.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído