A cuenta de una foto y su nuevo proyecto empresarial

Ana Rodríguez, la ‘ex’ de José Bono, le sacude un buen palo al expresidente socialista de Castilla-La Mancha

"Yo no soy Ana Bono. Soy Ana Rodríguez Mosquera; Ana Bono es mi hija. Yo no. Y para no llevar a confusión quiero dejar muy claro quién es quién en la familia"

Ana Rodríguez Mosquera, empresaria, tiene muy clara la visión del negocio con éxito. Y también el nombre con el que quiere que la identifiquen

La presentación del nuevo proyecto empresarial de Ana Rodríguez Mosquera ha supuesto un nuevo puyazo para su exmarido, el expresidente del Congreso y de Castilla-La Mancha, José Bono, con el que ella ha marcado una vez más todas las distancias posibles.

Aclara con mucho énfasis que ella no es ni ha sido nunca Ana Bono, sino Ana Rodríguez, y por supuesto ha dejado fuera a Bono de su nueva foto de familia, con sus hijos y su actual pareja, el empresario mexicano afincado en Toledo, Ernesto Manrique.

Como subraya ‘El Digital de Castilla-La Mancha’, la instantánea podría haber sido el objetivo más perseguido por cualquier revista del corazón. La ha publicado el diario El Mundo.

Es el posado que muestra la naturalidad entre la actual pareja de Ana Rodríguez y sus hijos, Amelia (junto a su marido, el músico Manuel Martos), Ana y Pepe.

Tan sólo ha faltado la menor, Sofía, quien se encontraba en clase. La fotografía, tal como explica El Mundo, se realizó el pasado jueves por la mañana en la terraza del Hotel Miguel Ángel de Madrid.

El motivo para inmortalizar el momento entre el empresario mexicano y afincado en Toledo Ernesto Manrique y los hijos de su pareja estaba más que justificado. Todos han querido apoyar a Ana Rodríguez en su nueva faceta empresarial.

Y es que la ex del que fuera presidente del Congreso y de Castilla-La Mancha está de enhorabuena. Acaba de presentar el proyecto en el que ha estado trabajando en los últimos meses: una línea de cosméticos unisex para pieles atópicas. Concretamente, se trata de seis tipos de sérum para quienes sufren de pieles delicadas.

«Siempre me ha rondado la idea porque soy de piel muy sensible. De manera que la idea nace de una necesidad mía».

«Es un producto muy natural. Oceanyx está realizado con lo mejor del océano. Es un producto del mar. De las algas del mar».

Es su primer aventura empresarial en el campo de la belleza. Anteriormente ha conseguido posicionarse en el mundo de la joyería. Es el momento de otro reto importante.

En una distendida conversación con la prensa, Rodríguez Mosquera reivindica su identidad.

«Yo no soy Ana Bono. Soy Ana Rodríguez Mosquera».

«Ana Bono es mi hija. Yo no. Y para no llevar a confusión quiero dejar muy claro quién es quién en la familia».

«Uffffff… ¿Has dicho boda?….. Menudo rollazo, no?».

La empresaria trasmite felicidad al lado de Ernesto.

«Tiene muchas virtudes. Muchas. Además se lleva estupendamente con mis hijos. Y eso es muy importante».

Así habla del segundo hombre de su vida. El primero sigue siendo su único hijo varón, el jinete Pepe Bono.

«No sé si es mi ojo derecho. Hombre, es mi niño. Es el único chico y eso tira mucho. Además, Pepe siempre me dice que estoy estupenda y mis hijas me hacen muchas críticas. ´No te pongas eso que es estrecho. Vas muy corta para tu edad. Oye que no eres una niña´. Ahora entenderéis por qué la debilidad por Pepe».

«Mi exmarido también tiene este nuevo producto que he creado. Se lo ha llevado uno de mis hijos».

Ana Rodríguez Mosquera, empresaria, tiene muy clara la visión del negocio con éxito. Y también el nombre con el que quiere que la identifiquen.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído