El nombre de Miquel Iceta gana ahora fuerza

Quo Vadis PSC o a dónde va un partido que fue hegemónico en Cataluña

El partido debate su futuro "dividido", según admite Pere Navarro tras su dimisión

Quo Vadis PSC o a dónde va un partido que fue hegemónico en Cataluña
Pere Navarro. CS

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, será el presidente de la gestora que pilotará el PSC hasta celebrar un congreso extraordinario antes de agosto, mientras los críticos reclaman más tiempo y lamentan que los tres diputados díscolos no puedan participar este domingo en el Consell Nacional que celebra la formación.

Ballesteros, que descartó hace días optar a relevar a Pere Navarro en la primera secretaría del partido, ha accedido no obstante a ponerse al frente de la gestora, que tendrá una función meramente administrativa y velará por la convocatoria de un proceso congresual en poco más de un mes, presumiblemente el 19 o 20 de julio, en el que se elegirá al nuevo líder.

Según han explicado a Efe fuentes socialistas, la propuesta de que sea Ballesteros quien presida la gestora cuenta con el consenso de prácticamente todo el partido, desde la cúpula a los líderes territoriales y sectoriales, entre ellos la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, también consultada al respecto.

Además de Ballesteros, se perfila que podrían formar parte de esa gestora nombres como Carles Prieto y Manuel Brinquis, secretarios de Organización del PSC de Barcelona y de L’Hospitalet de Llobregat.

PARLON SE DESCARTA

Núria Parlon, señalada en los últimos días como la posible sucesora de Navarro, ha anunciado este domingo que no se presentará como candidata ya que es «imposible materialmente» compatibilizar la alcaldía, la primera secretaría del partido y su trabajo como diputada.

En declaraciones antes del inicio del Consell Nacional en la sede del PSC, Parlon, que tenía el consenso de prácticamente todo el partido para relevar a Pere Navarro, ha explicado ante los medios que ha decidido «no dar el paso adelante» y prefiere «concentrar los esfuerzos» en su ciudad.

«Soy alcaldesa y la decisión que he tomado es no dar el paso adelante, quiero centrarme en la alcaldía, es imposible materialmente poder llevar adelante la alcaldía, la primera secretaría y el trabajo parlamentario», ha explicado.

La decisión de Parlon abre un vacío de poder que hace que crezcan los problemas del PSC, dividido entre quienes quieren oponerse por completo al plan soberanista de Artur Mas y Oriol Junqueras y quienes apuestan por un acercamiento a esas tesis.

ICETA GANA FUERZA

En este contexto, el diputado del PSC en el Parlament Miquel Iceta gana fuerza como posible relevo de Pere Navarro. Según han informado a Europa Press varias fuentes socialistas, en su intervención ante el Consell Nacional a puerta cerrada, Iceta se habría ofrecido al partido de forma implícita para lo que sea necesario.

En su turno de palabra, Iceta también ha definido la hoja de ruta que debe seguir el PSC para los próximos meses: celebrar un congreso extraordinario este verano, en septiembre aprobar la Ley de Consultas que se debate en el Parlament siempre que el Consell de Garanties Estatutàries avale su plena constitucionalidad y celebrar a lo largo de 2015 un nuevo congreso del partido, esta vez ordinario.

NAVARRO LAMENTA LA DIVISIÓN POR «MATICES»

Por su lado, Pere Navarro ha lamentado que el partido haya «dejado de estar unido en la diversidad para convertirse en un partido dividido», en el que «los matices superaron al proyecto», por lo que ha pedido a la nueva dirección que no caiga en el debate «simplista y peligroso».

En su intervención en el Consell Nacional del partido, Navarro ha explicado que ha presentado su dimisión para ser «consecuente» con sus principios y «poner el interés colectivo y la defensa del proyecto por encima de los intereses personales».

Por ello, tras insistir en que «hoy más que nunca es tiempo de inteligencia, responsabilidad y coraje», ha dejado claro que apoyará «incondicionalmente» al nuevo primer secretario, que a su juicio debe ser elegido directamente por los militantes, y ha afirmado que Cataluña «necesita un PSC fuerte como nunca, plural, donde quepa todo el mundo y que dé alternativa a las políticas del miedo de la derecha», proyecto que él «ha intentado construir».

ERC: «NO SE LE PIDE QUE SEA INDEPENDENTISTA»

Mientras, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha recordado que al PSC no se le pide «que sea un partido independentista, solo que esté junto al derecho a voto y la democracia», mientras que desde Unió, el presidente del Consell Nacional de esta formación, Ramon Espadaler, ha invitado a la nueva dirección socialista a «sumarse al derecho a decidir», ya que es «pieza clave» en Cataluña.

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido al PSC que no dé alas a la consulta: «Debe aprovechar esta oportunidad para tener las cosas claras, abandonar ambigüedades y el doble juego político y estar al lado de los que de verdad defendemos la convivencia y la Constitución. Si no aprovecha esta oportunidad y realiza un congreso precipitado, la crisis del PSC se mantendrá durante mucho tiempo».

Un mensaje en la línea de la portavoz parlamentaria de Ciutadans (C’s), Carina Mejías, que ha opinado que los socialistas catalanes «se encuentran en un trágico dilema en el que, hagan lo que hagan, no conseguirán contentar a nadie», lo que provocará que «su fractura interna sea más evidente que nunca».

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído