El fraude global de TelexFree supera los 730 millones

Un cantante cordobés importa de EEUU una estafa piramidal que deja sin ahorros a 50.000 españoles

El señuelo se propagó por Brasil (240.000 víctimas) y República Dominicana (150.000) antes de llegar a España

El artista melódico descubrió TelexFree a través de una videoconferencia con San Rodrigues de Vasconcelos, uno de los ocho cabecillas de la pirámide

Esta historia, como todas las estafas similares, gravita sobre un pecado capital: la codicia.

Un estímulo que empujó a más de un millón de inversores en el mundo a confiar desde 2012 en una propuesta sinsentido: pagar por entrar en un sistema que permitía cobrar miles de euros por copiar y pegar anuncios clasificados en Internet.

Una labor de tan solo 10 minutos diarios que no requería pericia informática y ofrecía un retorno anual de hasta el 265%. Un chollo.

El señuelo de enriquecerse a golpe de clic se propagó como la pólvora por Brasil (240.000 víctimas) y República Dominicana (150.000). Después recaló en Colombia, Perú… y España.

El fraude planetario suma 730 millones de euros, según la SEC.

Como explica Joaquín Gil en ‘El País‘, el cordobés Antonio Rivas, de 48 años, admite ser el pionero de TelexFree en España. Importó el negocio en julio de 2012.

Rivas es cantante melódico. Su especialidad son las bodas. Cobra 350 euros -más desplazamiento- por interpretar durante una hora temas como María la Portuguesa

«Sólo he ganado 4.000 euros en este tiempo. Soy una víctima más», resume este hombre que se presenta como programador informático aunque sólo tiene el graduado escolar.

Hasta cuatro exmiembros de la empresa y afectados desmontan sus cifras.

Sostienen que las 38.000 personas de las que presumía en Internet de haber reclutado le habrían reportado unas ganancias diarias de 1.000 euros.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído