El 8,5 % de los encuestados por 'La Voz de Galicia' declaran tener ahora más ingresos que hace un año

El sueldo de más de la mitad de los gallegos se ha mantenido o subido en 2014

A más de la mitad de los gallegos de entre 35 y 54 años les han bajado el sueldo

El sueldo de más de la mitad de los gallegos se ha mantenido o subido en 2014
Gente, paro, empleo, encuesta y trabajo. PD

El 100 % de quienes dijeron votar a UPyD tienen ahora menos renta, al igual que el 60,1 % de los que votaron AGE y el 55 % de los del BNG

Si no euforia, sí un palpable optimismo y mucha esperanza. O lo que es lo mismo: España comienza a ver el vaso de la recuperación económica medio lleno. Así lo confirman los indicadores económicos de referencia -desde la evolución positiva del PIB, que ha abandonado el rojo, hasta la radiografía del mercado laboral, con medio año de afiliación creciente y repuntes del empleo- y también la percepción social.

No en vano, el indicador de confianza de los hogares gallegos ha mejorado nueve puntos en el segundo trimestre del año, alcanzando su nivel más alto desde mediados del 2007.

También la encuesta realizada por Sondaxe para La Voz de Galicia constata que, en algo tan fundamental como los ingresos de la ciudadanía gallega, lo peor parece haber quedado atrás. Porque el resultado es que, del total de encuestados, algo más de la mitad (el 52,2 %), han mantenido o elevado sus ingresos en el último año.

Casi el 44 % hanrespondido que no han experimentado merma en ellos, medio punto más que quienes sí los han visto bajar. El dato esperanzador es que el 8,5 % del total ha tenido mejora retributiva, el doble de quienes carecen de ingresos, una situación que afecta al 3, 7% de los encuestados.

Por provincias, es Orense (14,1 %), seguida de Coruña (11,6 %), la que lidera el aumento de salarios en el último año, mientras que Pontevedra (5,8 %) y Lugo (2,6 %) son las que menos.

En esta última provincia se da la paradoja de que es en la que más se han mantenido los ingresos, como sostienen casi el 48 % de los encuestados, mientras que también es donde más ciudadanos carecen de ellos, casi un 8 %.

Además, la foto fija de los ourensanos muestra, a la vez, el mayor porcentaje de encuestados cuyos ingresos actuales son superiores a los de hace un año (14,1 %) y el menor de aquellos que han visto su renta disponible mantenerse invariable (el 36,6 %), ya que casi el 41 % de los entrevistados declararon haber perdido salario, un 5 % no tienen recursos y un 3,5 % no se pronunciaron al respecto.

Varones y jóvenes

En lo que respecta al perfil de quienes han experimentado incrementos en el último año, la encuesta revela el de un varón joven, con una edad de entre 18 y 34 años, ya que casi el 13 % de quienes responden a esta descripción han mejorado su situación económica.

Las mujeres son las grandes perdedoras, ya que del total de encuestados que tienen más ingresos, solo el 5,9 % son mujeres, mientras que el porcentaje de varones lo dobla.

La edad también pesa, pues a más de la mitad de los gallegos de entre 35 y 54 años les han bajado el sueldo, siendo la franja de edad en la que mayor porcentaje sobre el total han caído los ingresos: el 54,3 % frente al 42,2 % de los de más de 55 y casi el 30 % de los más jóvenes.

Otro factor a tener en cuenta es el lugar de residencia. En las ciudades es donde está el mayor porcentaje de ciudadanos (10,4 %) con ingresos mayores a los de hace un año, seguidas de cerca por los núcleos de entre 10.000 y 20.000 habitantes (9,5 %) y de las poblaciones pequeñas, de menos de 5.000 vecinos (8,8 %).

La encuesta también muestra que el 19,1 % de quienes dicen tener más sueldo que doce meses atrás residen en los núcleos mayores, frente al 20,9 % que viven en poblaciones de hasta 20.000 habitantes.

Asimismo, de los que declaran carecer de rentas, el 4,4 % viven en ciudades, mientras que los que residen en el resto de núcleos (hasta 50.000 habitantes) triplican ese porcentaje.

Orientación política

El voto en las últimas autonómicas es otra de las variables incluidas en el sondeo. Arroja algunos resultados llamativos, como que la población no censada es la que tiene un reparto porcentual más equilibrado entre los que tienen más ingresos (25,2 %), carecen de ellos (26,8 %), tienen menos renta (19 %) o no han sufrido variación (29,1 %).

El 100 % de quienes dijeron votar a UPyD tienen ahora menos renta, al igual que el 60,1 % de los que votaron AGE y el 55 % de los del BNG.

El 58,2 % de los del PP mantuvieron su salario frente a casi el 30 % que perdieron ingresos, porcentajes similares e inversos a los del PSOE.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído