La difusión de sus charlas telefónicas remata a los protagonistas del lodazal de la UGT andaluza

Carmen Castilla: «Me comparan con Susana Díaz. Tiene cojones, con lo fea que es»

El culebrón de corrupción del sindicato socialista en Andalucía ofrece nuevos episodios

Carmen Castilla: "Me comparan con Susana Díaz. Tiene cojones, con lo fea que es"
Susana Díaz con Carmen Castilla. AO

¿Qué habrá sentido la presidenta andaluza, Susana Díaz, al leer que la nueva responsable de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, la considera «fea«?

La difusión de las conversaciones telefónicas grabadas por petición judicial ha sido el remate.

Las escuchas fueron autorizadas después de que se tuviera la sospecha de que los dirigentes del sindicato en Andalucía habían tomado medidas para coordinar su estrategia ante las informaciones sobre prácticas irregulares difundidas por diversos medios de comunicación.

De ese modo, han aflorado conversaciones que, además de dejar en evidencia que se estaba llevando a cabo esa estrategia, han puesto en jaque a sus dirigentes.

Las conversaciones muestran que ni siquiera algunos de los dirigentes sindicales creían en la inocencia de Manuel Pastrana y Federico Fresneda.

«Esta gente terminan todos en la cárcel», aseguró el exsecretario de Formación Germán Domínguez en una llamada del 18 de diciembre de 2013 donde recomienda que se busquen un «buen abogado».

En otra llamada la actual responsable del sindicato, Castilla, se muestra enfadada con la prensa. Pero no por la que está cayendo sobre el sindicato sino por otra cuestión:

«Me comparan con Susana Díaz. Tiene cojones, con lo fea que es».

Las conversaciones dejan al desnudo a la cúpula de UGT en Andalucía y se suman a nuevos datos sobre lo que atufa a corrupción: las pruebas de emisiones de facturas falsas por parte de proveedores del sindicato y las mordidas del 20% en las ayudas, así como otras prácticas.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído