PRIMER ANIVERSARIO DE LA TRAGEDIA

Emoción, agradecimiento y voces pidiendo justicia recuerdan a las víctimas en Angrois

"Hemos vuelto a nacer y llevamos sangre gallega", dicen los heridos, para quienes "no habrá medallas que puedan pagar lo que hicieron por nosotros"

Emoción, agradecimiento y voces pidiendo justicia recuerdan a las víctimas en Angrois
Homenaje a las víctimas EP

Muestras de emoción, testimonios personales, agradecimientos y numerosas voces que reclamaban «justicia» han recordado en la curva de A Grandeira a las 79 víctimas mortales y a los centenares de heridos en el accidente ferroviario de Angrois.

A las 20.41 horas del 24 de julio de 2014, justo cuando se cumplía un año del descarrilamiento, víctimas, familiares y vecinos de Santiago han contenido el aliento al paso por Angrois del tren Alvia que realizaba el mismo recorrido que en 2013 finalizó trágicamente en la curva de A Grandeira.

Momentos antes, un grupo de niños, así como familiares, habían depositado en lo que se conoce como ‘zona cero’ de Angrois –donde se ha instalado un crucero en memoria de las víctimas– 82 rosas blancas con los nombres de las que consideran las 82 víctimas de la tragedia, las 79 personas que fallecieron en el descarrilamiento, dos víctimas que perecieron en meses posteriores y una vida que viajaba en el tren y «que no llegó a nacer».

Centenares de personas se congregaron desde las 19.30 horas de este jueves en el lugar en el que hace 12 meses uno de los vagones del tren Alvia 01455 saltó por los aires para depositarse sobre lo que hasta ese momento había sido el campo de la fiesta de la parroquia compostelana de Angrois. Al pie del acto, la curva en la que se produjo la tragedia.

Las víctimas han estado arropadas en esta jornada, que ha contado con poesía y con la actuación del grupo Batemento, por los vecinos de Angrois, a los que han entregado además una placa en reconocimiento a su labor de ayuda y en agradecimiento a todo el pueblo gallego.

LA «MAYOR TRAGEDIA» DE SUS VIDAS

El primero en intervenir en el acto ha sido el presidente de Apafas, Cristóbal González, que esa jornada viajaba en el tren accidentado, al que se había subido en Sanabria mientras hacía el Camino de Santiago, para asistir a unos Fuegos del Apóstol que jamás se celebraron.

«Un día como hoy hace un año sufrimos la mayor tragedia de nuestras vidas», ha comenzado Cristóbal González, para quien el dolor de las víctimas «sigue buscando un porqué».

«Nuestro dolor no desaparecerá hasta que encontremos luz entre tanta oscuridad».

Cristóbal González, al igual que otras víctimas que han intervenido en el acto, han aprovechado sus palabras para recordar el viaje emprendido ese día hasta Santiago, así como para narrar los minutos de miedo sufridos tras el descarrilamiento.

«Pensaba que difícilmente saldría de allí con vida».

En la otra cara de la moneda, las víctimas han repetido durante el acto palabras de agradecimiento y reconocimiento para los vecinos de Angrois que ese día les ayudaron «a salir de los vagones», así como para los cuerpos de emergencia y sanitarios y para toda la población gallega que «acudió en masa a los hospitales» para donar sangre.

«Hemos vuelto a nacer en Santiago y llevamos sangre gallega».

«A ellos siempre los recordaremos, a vosotros, nunca os olvidaremos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído