Las vacaciones del presidente independentista

Artur Mas deja Cataluña empantanada, le echa caradura y se va a Menorca pidiendo «fortaleza»

Ni el escándalo en el que se ha visto inmerso el clan Pujol y por extensión CiU ni la herida de muerte consulta del 9-N han alterado sus planes

Artur Mas deja Cataluña empantanada, le echa caradura y se va a Menorca pidiendo "fortaleza"
Artur Mas CT

Dos años después hemos tenido muchas pruebas y hemos tenido que superarlas, y tendremos que superar otras más difíciles

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, apeló este martes a la fortaleza psicológica y de carácter de los catalanes para superar las «montañas de desafíos y pruebas» que se presentarán los próximos meses ante la consulta soberanista prometida para el 9 de noviembre de 2014, y después de que el expresidente Jordi Pujol confesara que tuvo dinero en el extranjero durante más de 30 años.

«O tenemos fortaleza psicológica y de carácter como pueblo o acabaremos bajando la cabeza, y no para el tema de Pujol sino para superar todas las pruebas que vengan», recalcó en rueda de prensa en la última reunión del Consell Executiu antes del parón veraniego. Que él pasará, como cada año, en la localidad de Fornells, en Menorca.

Tras asegurar que nadie sabe qué afectación puede tener la confesión de Pujol en el proceso soberanista, lo que «se verá en el tiempo», insistió en que los catalanes deben estar preparados para afrontar muchas pruebas, y que algunas serán más difíciles y dolorosas de superar que otras.

También argumentó que esto solo es posible si los catalanes están bien organizados, canalizan correctamente sus demandas y hacen las cosas bien, y recordó que tras la manifestación de la Diada de 2011 ya avisó de que nada sería fácil pero que todo es posible porque depende de los catalanes principalmente.

«Dos años después hemos tenido muchas pruebas y hemos tenido que superarlas, y tendremos que superar otras más difíciles».

Hay un montón de casos en otros sitios

Al preguntársele si teme que aparezcan nuevos casos de corrupción ante la cercanía del proceso soberanista, Mas confió en que no ocurra en Cataluña ni en el resto de España, donde hay «un montón» de casos y, en su opinión, no se habla demasiado de ello.

Mas destacó también que muchos de los casos que están apareciendo corresponden a actuaciones de muchos años atrás, y celebró que trasciendan y se juzguen estas actuaciones para hacer posible una regeneración política.

«Con las actitudes y las decisiones de ahora se demuestra que hay una voluntad firme de cambiar. No tengo la seguridad de que no aparezcan nuevos casos, pero mi deseo es que no y se resuelvan los que hay ahora».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído