Los trabajadores cobraban seis euros diarios por recoger ajos de sol a sol y debían pagar por alojamientos y traslados

La Guardia Civil detiene a dos rumanos en Albacete por esclavizar a 30 compatriotas suyos

La Guardia Civil detiene a dos rumanos en Albacete por esclavizar a 30 compatriotas suyos
Un delincuente detenido. TR

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Balazote (Albacete), ambos hermanos y de nacionalidad rumana, por explotar laboralmente a 30 compatriotas suyos.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Albacete. Están acusados de un delito de trata de personas con fines de explotación laboral.

Explica José Precedo en ‘El País’ que cada uno de los 30 jornaleros cobraba seis euros al día por jornada de trabajo en una finca de Barrax (Albacete). De ahí había que descontar sus gastos de alojamiento (la red que los explotaba les había habilitado camas a todos juntos en una nave industrial) y por traslados hasta la explotación agrícola.

Además, desde que eran reclutados en Rumanía «con la promesa de un trabajo remunerado en la recolección de ajos y cebollas y alojamiento digno en España» contraían una deuda con sus contratadores por «el permiso de trabajo».

Ese era el día a día en el tajo, hasta que uno de los trabajadores logró escapar y presentar denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Argamasilla de Alba (Ciudad Real).

Se desencadenó así la investigación en la que trabajaron conjuntamente agentes de la Sección de Investigación Criminal de Personas de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Albacete y Ciudad Real, inspectores de Trabajo y guardias del puesto de Balazote.

La primera inspección en la finca de Barrax detectó a 30 trabajadores rumanos «en pésimas condiciones» y sin contrato laboral. Sus relatos narraron jornadas de sol a sol, a veces 13 horas diarias en la recolección y corte de ajos en la misma finca.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído