EN 2015 SUBIRÁ EL PRESUPUESTO DE SANIDAD

Teniente pide apoyo a la reforma fiscal porque es «garantista» de los servicios esenciales

"Sería muy difícil explicar que no se aprobara"

Teniente pide apoyo a la reforma fiscal porque es "garantista" de los servicios esenciales
Cristina Teniente PD

La vicepresidenta de Extremadura, Cristina Teniente, ha reclamado a los grupos parlamentarios de la comunidad que hagan un «ejercicio de responsabilidad» y apoyen la reforma fiscal «integral» que plantea el presidente de la región, José Antonio Monago, «por el bien de la región» y porque la misma «es garantista de los servicios esenciales».

De igual modo, más allá de esta reforma fiscal en 2015 «se mantiene el presupuesto de Educación y se incrementará el presupuesto de Sanidad» en la comunidad, ha asegurado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno autonómico del 17 de septiembre de 2014 en Mérida (Badajoz).

Los extremeños tienen que saber que esta reforma fiscal integral, ambiciosa y valiente es a la vez garantista de los servicios esenciales, porque en 2015 les aseguro se mantiene el presupuesto de Educación y se incrementará el presupuesto de Sanidad.

En esta línea, ha afirmado que la reforma fiscal «integral» anunciada por Monago «va a ser un nuevo impulso al crecimiento en Extremadura» y «va a aportar dinamismo a la economía», a través de una rebaja de 114,3 millones de euros que «implica una mejora en el poder adquisitivo», lo que -añade- «tiene efectos en cadena en el consumo y en la inversión».

Ha destacado también que es «muy importante» para un gobierno del PP como el extremeño la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones, que «se dota de un nuevo sentido»; así como la supresión «progresivamente» del ‘céntimo sanitario’ que puso en marcha el anterior presidente de la comunidad, el socialista Guillermo Fernández Vara.

En la misma línea, ha incidido en que la reforma fiscal planteada por Monago «se centra en la reactivación» del tejido empresarial y en la atracción de inversiones, de forma «fiel» al «compromiso» del Ejecutivo regional de que «Extremadura se tiene que convertir en la región con mayor atractivo para invertir».

De igual modo, ha recalcado que la reforma «garantiza la consolidación fiscal» porque «se hace cuando se ha conseguido estabilizar y sanear las cuentas», al tiempo que ha añadido que «otros (en alusión al PSOE) ni subiendo los impuestos fueron capaces de presentar ni una sola vez en la legislatura las cuentas equilibradas».

Es en definitiva una reforma que quiere acompañar y que quiere activar la recuperación y que devolverá a los extremeños parte de ese esfuerzo colectivo imperando como criterio el principio de proporcionalidad.

RONDA CON LOS GRUPOS POLÍTICOS

Asimismo, la vicepresidenta ha avanzado que ese mismo día, el Gobierno regional iniciará con PREX-CREX una ronda de «contactos» con los grupos parlamentarios para abordar la reforma fiscal planteada por Monago, y en la que a su juicio «hay que demostrar si se está a favor de bajar los impuestos a los extremeños o se está en contra», así como «si se quiere rebajar esa carga fiscal o no».

También, según ha apuntado, hay que «demostrar» si «se apuesta por apoyar a las familias, a las rentas más bajas y a las medias o no»; así como «si se apuesta por apoyar a las pequeñas y medianas empresas o no»; «si se impulsan beneficios fiscales a la inversión empresarial o no»; «si se suprime el impuesto de sucesiones y donaciones o no» y «si se elimina el céntimo sanitario o no».

«Sólo esperamos de los grupos parlamentarios un ejercicio de responsabilidad, que apoyen esta rebaja de impuestos y que la hagan por el bien de la región», ha espetado Teniente, quien ha pedido al PSOE que «al menos sea capaz de votar abstención en este caso» y que «reflexione y no intente frustrar esta reforma fiscal».

Asimismo, de la cámara autonómica espera que:

Impere esa responsabilidad, que se valore no sólo el esfuerzo del Gobierno, que se valore el esfuerzo de los ciudadanos y que entiendan que lo que se quiere es más dinero en el bolsillo de los extremeños para que con esa rebaja adicional del Gobierno seamos capaces de contribuir a consolidar esta recuperación.

El objetivo de esta reforma es que se pague menos por el agua, se pague menos por la gasolina, que los extremeños reciban más dinero en sus nóminas, y que ante las nuevas inversiones se haga una reducción del 50 por ciento de los impuestos autonómicos a nuestras empresas.

APROBACIÓN

Por otra parte, Teniente ha indicado que el Gobierno extremeño cuenta, ha dicho, con que la reforma fiscal anunciada por Monago «se apruebe» porque -añade- «sería muy difícil explicar que no se aprobara» en tanto que «no hay excusas» a su juicio para que la misma salga adelante.

Si la única excusa es decir que hay que apostar por políticas para el estímulo de la economía y para generar empleo, ¿qué mayor estímulo que una política de rebaja de impuestos?.

«El decir que no tienen que tocarse los servicios esenciales o el presupuesto en Educación o en Sanidad les garantizo que va a ser así», ha añadido Teniente, quien ha incidido en que el actual es el «momento» para acometer dicha cuestión una vez estabilizadas y saneadas, ha dicho, las cuentas en la región.

Asimismo, se ha preguntado también «qué le va responder» Fernández Vara al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, «que ha dicho que hay que eliminar los impuestos en las rentas que sean inferiores a 16.000 euros».

«Como no hay excusas y como se está abierta una negociación para que se pueda tocar más un impuesto u otro, o que podamos matizar esa reforma», ha señalado Teniente, se pueden presentar enmiendas –asevera– que «convenzan y puedan facilitar también el acuerdo».

IMPUESTOS BAJOS

En esta línea, durante su intervención, Cristina Teniente ha tachado de «muy ambiciosa» la reforma fiscal planteada por el Gobierno autonómico, y ha incidido en que con la misma Extremadura se convertirá en la región con los impuestos «más bajos del país».

Además, ha reiterado que el actual es el momento adecuado, ha explicado, para su aprobación en tanto que las cuentas de la región están «estabilizadas» y dada la «buena» situación de la economía regional.

De igual modo, ha subrayado que el objetivo del Ejecutivo autonómico es que la reforma fiscal «sea una realidad en 2015», que se «aplique en 2015», y ha negado que la propuesta sea «electoralista» en tanto que, según ha recordado, el extremeño fue el «primer» gobierno en aplicar ya una rebaja fiscal en plena crisis económica, ha dicho.

«El momento es éste porque es el momento en el que se puede hacer con esta intensidad», ha declarado la vicepresidenta, quien ha incidido en que «bajar los impuestos no es de izquierdas o de derechas, es de sentido común».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído