Artur Mas advierte al Tribunal Constitucional de que suspender el 9N puede crear violencia

La clave del desafío independentista y la bronca del 9-N son las relaciones ERC-CDC

Crear una "estrategia de tensión" tendrá un alto coste para Cataluña

La clave del desafío independentista y la bronca del 9-N son las relaciones ERC-CDC
Artur Mas con Oriol Junqueras. CT

Se quiere centrar la atención en las relaciones de Mas con 'Madrit'

El sábado empezó la campaña por la ahora difunta ‘consulta‘. Lo hicieron sin haber creado un símil de Junta Electoral, para regular y supervisar aquella campaña. Es un caso sin precedentes a nivel universal.

O sea que el domingo, el lunes y el martes se podía haber hecho de todo, incluso propaganda racista o totalitaria, con carteles u otras acciones electorales.

Ha sido el miércoles cuando han creado esa organización, ya sin ninguna eficacia. Es una prueba más del desprecio por el derecho por parte de la Generalidad.

Preocupación en CDC

Como desvela con su brillantez habitual Alfons Quintà en ‘Crónica Global’, el único medio de comunicación catalán que informa sin tapujos ni servidumbre de lo que realmente ocurre en Cataluña, en toda esta parodia de no se sabe qué, hay de todo.

Ahora resulta que organizaciones territoriales de CDC han reclamado a la dirección, por vía interna, acabar con el ‘monotema’ independentista y empezar a preparar las elecciones municipales, previstas para la próxima primavera. Mas sigue obsesionado en prolongar su agónico mandato.

Por ello, Mas quiere una lista conjunta con ERC, encabezada por él mismo, para unas elecciones denominadas ‘plebiscitarias’. Junqueras se resiste, a veces moderadamente, otras no tanto, porque en todos los casos se ve, con bastante razón, como ganador.

Una lista CDC-ERC representaría el fin de CiU, como ya mostró la conflictiva reunión del Consejo Ejecutivo del martes. Es bastante singular que los dos consejeros más implicados administrativamente en lo que fue el proyecto de consulta sean de UDC y contrarios a forzar esta, en un marco convertido en ilegal.

«Estrategia de tensión»

Mas cree que debe mantener una «estrategia de tensión» porque eso le favorece respecto a ERC. No ve, o no quiere ver, que esta política le deja más y más en manos de ERC, si ello es posible, debdio al control de la ANC por parte de ERC.

Encuestas muy preliminares, efectuadas por la Generalidad, muestran un crecimiento espectacular por parte de Podemos que en varias poblaciones se presentará con otros nombres. Ya hay muchas candidaturas preparadas en el entorno de Barcelona. En el caso de unas elecciones autonómicas, algunas encuestas sitúan el conglomerado antisistema que reúne Podemos con más expectativa de voto que el PSC y mucho más que ICV.

Trifulcas dentro de ICV

Precisamente dentro Iniciativa hay auténticas reyertas. El independentismo ha conseguido crear dos polos, uno encabezado por Herrera y el otro por Camats. El primero desconfía de la locura independentista y Camats le gusta. Resulta bastante curioso constatar de dónde se viene y adónde quieren ir algunos sectores de ICV.

«El poner de relieve un hipotético cambio de posición del Tribunal Constitucional -me dice un dirigente comarcal de CDC- es una maniobra de Mas para alejar la atención de lo que hoy es clave y determinante: la posición de Junqueras. Estamos en una situación en que nosotros sólo podemos ir a remolque. Mientras el griterío de Mas sea una mera apariencia de política, a Junqueras le da igual. Pero si Mas llega a alcanzar, lo que creo imposible, una cierta preeminencia política real, ERC le decapitará en cuestión de minutos. El espectáculo llega a ser grotesco. Frente a la galería, Mas lo plantea todo en términos demagógicos de blanco o negro, cuando la relación con ERC está llena de grises y de complejidad».

Inauguraciones preelectorales

La misma fuente da, como dato de la preparación de elecciones autonómicas por parte de Mas, la próxima inauguración de obras realizadas por el tripartito. Señala los hospitales de Manresa, Olot y Puigcerdà.

En el caso, más que probable, de que no haya una elección denominada ‘plebiscitaria’ con una coalición CDC-ERC, resultaría que CDC tendría un grave problema respecto a quien encabeza su entonces obligada candidatura. El propio partido ve que Mas sería un candidato horrible por el gran cansancio que ha causado y su siniestra gestión de la Generalidad. Él tampoco podría soportar pasar de creerse que era Moisés a convertirse en un profeta menor, como máximo. O incluso un Judas para su partido y para el independentismo.

El vacío dentro de CDC

Hay que añadir que detrás de Mas en CDC está el vacío y la necedad más absoluta. Oriol Pujol y Felip Puig están liquidados por temas judiciales y familiares. Francesc Homs hace llorar. Rull, Turull y Corominas ya han podido demostrar su ineptitud. CDC es hoy el desierto del Sáhara.

Paradójicamente, no hay ningún indicio de que pueda surgir un frente moderado o constitucionalista. Ni tampoco de que sectores económicos lleguen a entender que se pueden jugar mucho.

Hay elementos para captar que una presidencia de Junqueras (hoy difícilmente evitable) y un gobierno de ERC serían tan nefastos como los de Mas. El vídeo de unas declaraciones de Marta Rovira, número dos de ERC, tira para atrás. Es la incapacidad y la nulidad de ERC elevada al paroxismo. En su conjunto y en todas sus manifestaciones, el espectáculo es penoso. Continuará siéndolo durante mucho tiempo.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído